Las inundaciones frenan la reconstrucción de Manabí un año después del terremoto en Ecuador

 

Las inundaciones frenan la reconstrucción de Manabí un año después del terremoto en Ecuador

Contador
Voluntarios de Plan International en las zonas afectadas por terremoto Ecuador
PLAN INTERNATIONAL
Publicado 11/04/2017 16:35:01CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Manabí, la provincia más afectada por el seísmo que en 2016 devastaba la costa de Ecuador dejando 671 muertos, se sigue encontrando en situación de emergencia a pesar de los avances en "el proceso de reconstrucción, que se está viendo frenado por las inundaciones", según ha asegurado la directora de Plan Internacional Ecuador, Rossana Viteri.

La organización está respondiendo a la emergencia proporcionando ayuda en alimentación e higiene. A pesar de que otras provincias del país están igualmente en alerta por las lluvias, como Guayas, Santa Elena y Los Ríos, Manabí es la provincia que más está sufriendo las consecuencias, especialmente porque muchas familias han pasado por tres desastres naturales en menos de un año, según Plan Internacional.

"Después de las inundaciones de abril de 2016, del terremoto y del contexto actual, muchas niñas, niños y adolescentes están viviendo en albergues porque sus familias lo perdieron todo", ha señalado Viteri. "Esto implica que las posibilidades de sufrir algún tipo de violencia aumentan de forma exponencial, especialmente para las niñas y adolescentes mujeres ya que son ellas las que enfrentan a una situación mayor de desprotección en casos de desastres", ha añadido.

"Descubrimos que el terremoto sacó a la luz e incrementó problemas que ya existían, como el abuso hacia niñas y niños", ha denunciado la responsable de Plan Internacional Ecuador.

UN AÑO DESDE EL DESASTRE

Un año después del terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter, la organización ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para seguir tomando medidas que promuevan la protección de los más de 250.000 niñas, niños y adolescentes que se vieron afectados por el seísmo.

A lo largo de este tiempo, Plan International ha intervenido en 70 comunidades de Manabí ayudando a un total de 83.000 personas de las que 36.900 son niñas, niños y adolescentes. Como parte de la ayuda humanitaria, la organización ha hecho entrega de 7.020 paquetes de alimentos y 5.234 de higiene entre la población más afectada por el seísmo, así como 4.895 kits de albergue.

Además, con el fin de abordar el ámbito de la educación y la protección, la organización, junto a UNICEF, ha instalado 23 'Espacios Amigos de la Infancia' y tres escuelas temporales con capacidad para 1.800 estudiantes en el epicentro del terremoto. En estos espacios seguros, niñas, niños y adolescentes, a través del juego y del arte, desarrollan habilidades para recuperarse de la crisis y la experiencia traumática.

Los niños y niñas afectados por el terremoto han recibido apoyo emocional y conocimientos sobre protección y salud. Además se ha trabajado con las madres y los padres para el desarrollo de habilidades de protección y desarrollo de la infancia.

"Un año después del terremoto hemos realizado una evaluación con las niñas y niños que participaron en los Espacios y hemos comprobado que recuerdan lo que aprendieron. Reforzamos su autoestima, les dimos herramientas para que desarrollasen su proyecto de vida en emergencias y se convirtieron en niñas y niños con resiliencia", ha resaltado Viteri.

"No queremos que se produzca un retroceso y por eso Plan International está haciendo un llamamiento para que la infancia, y muy especialmente las niñas, reciba la protección necesaria ahora también tras las inundaciones", ha reclamado.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies