Investigan a un portavoz de Netanyahu por ofrecer el puesto de fiscal general a una juez a cambio de favores

Benjamin Netanyahu y su mujer, Sara Netanyahu
REUTERS / AMIR COHEN
Publicado 20/02/2018 17:16:55CET

JERUSALÉN, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad israelíes han realizado una nueva ola de arrestos por un escándalo de corrupción que de nuevo salpica al primer ministro, Benjamin Netanyahu, y en el que se analizan, entre otras cuestiones, si un portavoz ofreció el cargo de fiscal general a cambio de que se archivasen las investigaciones abiertas contra la mujer del jefe de Gobierno.

La Policía ha informado este martes de nuevos casos de corrupción que se suman a los ya abiertos contra el entorno de Netanyahu, que ha llegado a denunciar una "caza de brujas" en su contra. La Policía ya ha recomendado que el primer ministro sea imputado por los casos 1000 y 2000, ambos relacionados con supuestas tramas de tratos de favor y sobornos.

La última operación, llevada a cabo el domingo, se saldó con la detención del exportavoz Nir Hefetz, del exdirector general del Ministerio de Comunicación Shlomo Filber, y de dos directivos de la mayor firma de telecomunicaciones de Israel (Bezeq) --su máximo accionista, Shaul Elovitch, y su consejera delegada, Stella Handler--, informa el periódico 'Haaretz'.

La Policía sospecha que Bezeq sacó partido de regulaciones aprobadas por el Gobierno a cambio de que garantizase una cobertura favorable a Netanyahu en el portal de noticias Walla. El portal está bajo el control del 'holding' empresarial Eurocom, vinculado a Elovitch, al que los medios israelíes describen como un "amigo personal" del primer ministro.

En el caso de Hefetz, antiguo portavoz de la familia Netanyahu, también se suman otras pesquisas por un presunto trato ofrecido en 2015 a la juez Hila Gerstel, a la que supuestamente tanteó para el puesto de fiscal general a cambio de que archivase las investigaciones abiertas contra la mujer del primer ministro, Sara, por presuntos gastos fraudulentos.

Gerstel, sin embargo, no obtuvo un puesto que cayó finalmente en manos de Avichai Mandelblit, quien en septiembre de 2017 planteó una posible imputación por fraude contra Sara Netanyahu por el supuesto uso de fondos públicos --unos 100.000 dólares-- para cenas privadas y servicios de cátering.

Un portavoz de Netanyahu y su familia ha salido al paso de estas nuevas sospechas alegando que "Nir Hefetz nunca ha propuesto esa oferta fruto de la alucinación al primer ministro y a su esposa". "Nunca se le pidió que plantease la oferta y no creemos que Hefetz se pudiese siquiera plantear hacer algo así por su cuenta", ha añadido, según la agencia de noticias Reuters.