El ayatolá Sistani ordena cerrar las mezquitas chiíes durante tres días para frenar la violencia sectaria

Actualizado 11/05/2006 15:44:20 CET

BAGDAD, 11 May. (EP/AP) -

El gran ayatolá Ali Al Sistani, principal líder religioso chií en Irak, ordenó hoy cerrar las mezquitas chiíes por tres días en la ciudad de Zubayr, en el sur del país, en un intento de frenar la violencia sectaria, tras el asesinato del imán suní, jeque Al Saadoun, quién también fue un líder local del Partido Islámico iraquí.

El representante de Al Sistani en Zubayr, jeque Mohamed Falak, dijo anoche que Al Sistani ha ordenado el cierre de las mezquitas chiíes a partir de hoy hasta el sábado para protestar por los asesinatos y por los ataques en contra de lugares religiosos en la provincia de Basora.

El decreto muestra "solidaridad" con los suníes y expresa condolencia sobre una serie de ataques dirigidos contra ellos en una provincia con una seguridad deteriorada", dijo Falak.

El sur de Irak era mucho menos violento que Bagdad o el oeste de Irak donde los dirigentes suníes y las células de Al Qaeda en Irak lanzan multitud de ataques contra civiles iraquíes y las tropas norteamericanas e iraquíes.

La tensión ha aumentado en el área de Basora desde septiembre cuando las fuerzas británicas arrestaron a dos oficiales del Ejército Mahdi, milicia leal al clérigo radical chií, Muqtada Al Sadr

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies