Irak celebra el regreso de centenares de antigüedades procedentes del extranjero

Antigüedades recuperadas en Irak
STRINGER IRAQ / REUTERS
Publicado 08/07/2015 19:33:21CET

BAGDAD, 8 Jul. (Reuters/EP) -

Irak ha celebrado este miércoles el regreso de centenares de antigüedades --desde una estatua asiria a un juego de té presidencial del siglo XX-- que habían sido saqueadas, perdidas o cedidas a instituciones extranjeras durante las últimas décadas.

La recuperación de estos 800 artículos procedentes de museos, universidades o casas de subasta en Estados Unidos, Italia y Jordania supone una pequeña victoria para las autoridades iraquíes, que luchan por proteger su patrimonio histórico y cultural de la destrucción y el robo por parte de los milicianos del Estado Islámico.

La colección incluye decenas de puntas de lanza metálicas que los expertos datan de la era sumeria, entre 4.000 y 2.000 años a.C., pequeñas vasijas, sellos de cerámica y fragmentos con escritura cuneiforme. Unos 200 desaparecieron de los palacios presidenciales iraquíes tras la invasión liderada por Estados Unidos para derrocar a Sadam Husein, según han confirmado las autoridades iraquíes. El número de antigüedades recuperadas es bastante modesto en comparación con las que se estima que han sido robadas o destruidas.

Varios ministros del Gobierno iraquí que han asistido a la ceremonia de presentación de las antigüedades han pedido a la comunidad internacional más ayuda para proteger su patrimonio histórico.

Los yihadistas han tomado el control en los últimos meses de algunos de los yacimientos arqueológicos más ricos del mundo en el norte de Irak, lugar donde se asentaron varias poblaciones del Imperio Asirio hace 2.700 años y la ciudad grecorromana de Hatra.

Vídeos publicados por el Estado Islámico han mostrado cómo los terroristas han demolido, volado o derribado con mazos varios lugares históricos. Varios altos cargos iraquíes han asegurado que los milicianos yihadistas también han robado varias antigüedades para venderlas de forma ilegal y contribuir a la financiación del Estado Islámico.

NUEVO PELIGRO

Hasta la fecha, el Estado Islámico ha destruido templos antiguos, santuarios, iglesias, manuscritos, estatuas y esculturas en el territorio que controla. Según las autoridades iraquíes, los yihadistas también han vendido varias de las antigüedades para financiar la organización. "No estamos tratando con contrabandistas, sino con un grupo armado que se hace llamar a sí mismo 'estado' y comercia con antigüedades", ha manifestado el ministro iraquí de Turismo y Antigüedades, Adel Shirshab. "El mundo debería prestar atención a este nuevo peligro", ha asegurado.

Hace tres meses los terroristas del Estado Islámico publicaron varios vídeos que les mostraban destrozando estatuas y esculturas en el museo de Mosul y en los lugares históricos de Hatra, Nimrud y Nínive. Shirshab ha reconocido en declaraciones a Reuters que es muy difícil evaluar todos los daños.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies