La Coordinadora contra la Ocupación de Irak niega la legitimidad de la condena a muerte a Sadam Hussein

Actualizado 05/11/2006 15:40:59 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

El presidente de la Coordinadora Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Irak, Carlos Varea, rechazó hoy la condena a muerte al ex dictador iraquí, Sadam Hussein al no reconocer su legitimidad ya que "las instancias creadas bajo ocupación --en referencia al Alto Tribunal Iraquí--, e incluso el propio Gobierno iraquí, son ilegales".

En declaraciones a Europa Press Televisión, recordó las difíciles circunstancias en que se desarrolló el juicio y recalcó que "el procedimiento se ha llevado a cabo en una situación de guerra abierta" donde han sido asesinados "hasta seis miembros del equipo de defensa". "Todo ello hace pensar que la sentencia final no debería ser considerada como legítima", añadió el presidente de la Coordinadora.

Asimismo, explicó que el Tribunal "fue instaurado en la época de Bremer, en la primera Administración de ocupación, y por lo tanto, según han resaltado organismos internacionales y organizaciones de Derechos Humanos, es ilegal".

Por otra parte, negó la legitimidad para juzgar crímenes de guerra "a quienes están perpetrando desde hace 15 años un auténtico genocidio contra el pueblo de Irak". "Durante el período de sanciones mantenidas a la fuerza por Estados Unidos y Reino Unido murieron, según Naciones Unidas, 1.400.000 civiles", denunció.

En este sentido, Varea hizo referencia también el último informe de la revista Lancet, que concluye que durante este periodo de ocupación han muerto "más de 600.000 personas".

CRISIS Y CONFRONTACIÓN EN IRAK

Por otro lado, para la Coordinadora contra la Ocupación y por la Soberanía de Irak, la condena a Hussein se produce "en una situación de crisis absoluta, de crisis humanitaria, de confrontación sectaria, de fragmentación" y, en definitiva "de guerra a diversos niveles".

Varea subrayó que el pueblo iraquí vive "sometido a unas condiciones de vida deterioradas y a unos niveles de violencia que hacen, por ejemplo, que cada día se encuentren en Bagdad 100 cadáveres de personas que han sido secuestradas, y muertas bajo torturas por los escuadrones de la muerte parapoliciales".

Además, rechazó la calificación de la situación que está viviendo en Irak como guerra civil, sino que la definió como "enfrentamiento provocado para fracturar el país entre sectores confesionales sectarios".

Por último, reclamó "el fin de la ocupación" y afirmó que, "solamente cuando Irak recupere definitivamente su soberanía y pueda acceder a una plena democracia, el pueblo iraquí va a ser capaz seguro de salir adelante, y, si lo considera oportuno, podrá juzgar a sus dirigentes anteriores".

En su opinión, "todos los sectores sociales y políticos iraquíes, incluso los que están involucrados en instancias oficiales, reconocen que la ocupación lo único que está haciendo es deteriorar un poco más la situación". "Estados Unidos reconoce de alguna manera que la solución al problema de Irak pasa por una negociación con los sectores insurgentes no vinculados a Al-Qaeda", concluyó.

IMÁGENES DISPONIBLES EN EUROPA PRESS TELEVISIÓN TELÉFONOS DE CONTACTO: 91 345 44 06 / 91 359 26 00

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies