El Ejército estadounidense subraya que Irak no está preparado para recibir la afluencia de refugiados

Actualizado 30/11/2007 14:29:39 CET

BAGDAD, 30 Nov. (EP/AP) -

El Ejército estadounidense advirtió al Gobierno iraquí de que no está preparado para ocuparse del regreso de la multitud de refugiados a Bagdad mientras se enfrentan a los nuevos asuntos de seguridad a pesar de la disminución de violencia.

En las últimas semanas miles de iraquíes han vuelto a su tierra, la mayoría desde Siria, debido a la reducción de ataques y la promesa del Gobierno de ofrecerles dinero y transporte gratis. Pero muchos de los que regresan se enfrentan a un futuro incierto porque sus casas o bien han sido ocupadas por miembros de la secta islámica rival, o bien quemadas por la violencia secundada en la capital que ha cambiado el carácter religioso de barrios enteros, muchos de ellos convertidos a chiíes o suníes.

"Toda esta gente que regresa probablemente encontrará a alguien viviendo en sus casas", comentó el miembro del Ejército estadounidense Bill Rapp. "Este es un asunto importante. El Gobierno de Irak todavía no tiene una política. Hemos preguntado y pedido al Gobierno de Irak que proponga una política", añadió.

Como muestra de que Irak está en el camino hacia la estabilización, cerca de 20 autobuses que transportaban cientos de refugiados iraquíes desde Siria llegaron a Bagdad el pasado miércoles.

"Esperamos que podamos volver a nuestras casas, a pesar de las advertencias de que la situación de seguridad no es perfecta", declaró el refugiado Amir Safaa que cuando llegó a su casa la semana pasada descubrió que estaba ocupada por un soldado suní. "Los alquileres son muy caros en Siria. Además, las autoridades sirias contunúan intensificando las restricciones para trabajar", añadió.

"Sólo el 14 por ciento de los refugiados iraquíes vuelven porque se han mejorado las condiciones de seguridad", según publica el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en su página web. "Cerca del 70 por ciento dicen que regresan porque no les permiten trabajar y no se pueden permitir quedarse en Siria", añade.

El Ejército estadounidense especificó que la situación alarmante, mientras que el Gobierno no ha dicho nada ni ha planeado como manejar las disputas que se les presentan a los que regresan.

El portavoz del Ministerio de Migraciones y Desplazamientos, Satar Nawrouz, señaló que las políticas para ayudar a reintegrar a los refugiados en sus comunidades han sido presentadas al Gobierno. "Una de esas propuestas es establecer regulaciones para reemplear a los que vuelvan en departamentos del Gobierno y aceptar a sus hijos en escuelas iraquíes", añadió Nawrouz.

El Ministro de Seguridad Nacional, Sherwan al Waili, anunció que el primer ministro, Nuri al Maliki, ofrecería a las familias que regresaran un millón de dinares iraquíes (500 euros) para comenzar a reconstruir sus vidas.

___

Associated Press writer Sameer N. Yacoub in Baghdad contributed to this report.

301009 nov 07GMT

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies