El fiscal afirma que los soldados de EEUU que mataron a tres presos iraquíes son criminales de guerra y no héroes

Actualizado 04/08/2006 18:56:51 CET

TIKRIT, 4 Ago. (EP/AP) -

Un fiscal militar estadounidense reclamó hoy que los cuatro soldados norteamericanos acusados del asesinato de tres prisioneros iraquíes sean considerados criminales de guerra y no hérores. No obstante, un abogado de la defensa respondió que los iraquíes recibieron "lo que se merecían".

"Cuando estos soldados mataron a los prisioneros cometieron un asesinato", afirmó el fiscal, el capitán Joseph Mackey, en sus conclusiones sobre las audiencias celebradas estos días para determinar si los cuatro militares deben ser trasladados a un tribunal militar, donde podrían ser condenados a muerte.

Los iraquíes habían sido capturados el pasado 9 de mayo en una casa de Samarra, a unos 95 kilómetros al norte de Bagdad. Los cuatro soldados acusados --Corey R. Clagett, William B. Hunsaker, Raymond L. Girouard y Juston R. Graber-- afirmaron en un primer momento que los iraquíes habían intentado escapar, pero la acusación militar indicó que habían sido liberados por los soldados antes de dispararles.

Las declaraciones de otros soldados dan a entender que se les aplicó la llamada "ley de fugas". Los cuatro acusados se han negado a testificar.

Según el abogado civil de Clagett, Paul Bergrin, los prisioneros iraquíes "fueron capaces de romper las vendas, tenían un cuchillo y pudieron liberarse". "Atacaron (a los soldados), fueron rodeados y recibieron exactamente lo que merecían", añadió, en la exposición de sus argumentos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies