Merkel pide la liberación inmediata de los dos ingenieros alemanes secuestrados en Irak

Actualizado 27/01/2006 14:49:43 CET

BERLIN, 27 Ene. (EP/AP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó hoy el secuestro de dos ingenieros alemanes en Irak y pidió a sus secuestradores que les pongan en libertad, después de que la cadena de televisión Al Yazira emitiera esta mañana un vídeo en el aparecían los dos rehenes rodeados por cuatro hombres armados.

"El Gobierno condena este secuestro cruel en los términos más firmes", afirmó Merkel en una breve declaración a la prensa en Berlín tras la difusión esta mañana del vídeo. "Pedimos con urgencia a los secuestradores que pongan en libertad a nuestros compatriotas sin retraso", añadió.

Merkel no indicó qué es lo que está haciendo el Gobierno alemán para conseguir la liberación de los dos ingenieros, secuestrados el martes en Beiji, al norte de Bagdad. "La vida y la seguridad física de nuestros dos compatriotas tienen la mayor prioridad", aseguró la canciller. "Pueden contar con que no hemos abandonado nuestros esfuerzos para hacer todo lo posible por traer de vuelta a nuestros compatriotas sanos y salvos", agregó.

La cadena de televisión Al Yazira difundió hoy un vídeo en el que aparecían los dos ingenieros alemanes, pero no dio a conocer ninguna demanda de los secuestradores, limitándose a indicar que los rehenes pedían al Gobierno alemán que trabaje por su liberación.

Ambos aparecían sentados en el suelo con al menos cuatro hombres armados a su alrededor detrás de ellos. La cinta, emitida sin audio, fue grabada el 24 de enero, el día en que fueron secuestrados en la ciudad de Beiji. Detrás de los dos rehenes aparecía un cartel en el que se podía leer "Partidarios de las Brigadas Tawhid y Suna". 'Tawhid' es el término árabe para monoteísmo mientras que 'suna' se refiere a las enseñanzas del profeta Mahoma.

Los secuestrados, identificados por sus familiares como Thomas Nitzschke y Rene Braeunlich, llegaron a Irak el pasado 22 de enero y planeaban permanecer en este país "por un breve plazo", según ha informado el Ministerio de Exteriores alemán. Ambos trabajaban para una compañía alemana de Leipzig que tiene relación con una empresa de detergentes propiedad del Gobierno iraquí en Beiji, 240 kilómetros al norte de Bagdad. Ayer, las autoridades alemanas habían admitido que por el momento no habían conseguido contactar con los secuestradores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies