El mundo árabe, dividido ante la sentencia de muerte de Sadam Husein

 

El mundo árabe, dividido ante la sentencia de muerte de Sadam Husein

Actualizado 05/11/2006 16:55:35 CET

BEIRUT, 5 Nov. (EP/AP) -

La condena a muerte de Sadam Husein tuvo muy distintas reacciones en el mundo árabe. Algunos se felicitaron por el veredicto, mientras otros criticaron a Estados Unidos y denunciaron que no fue un juicio limpio.

Algunos analistas ven en la condena a la horca de Sadam Husein un mensaje de firmeza de Washington, dispuesto a seguir con su misión en Irak a pesar de la resistencia de la insurgencia iraquí. "Si no hubiese habido una sentencia o si ésta hubiera sido conmutada hubiera servido de argumento para aquellos que dicen que Estados Unidos ha fracasado en Irak", afirmó un periodista saudí, Dawood al Shirian.

La reacción también ha sido variopinta en las calles. Algunos árabes creen que Sadam Husein debería haber sido libre de gobernar su país como creyera oportuno y destacan que el incremento de la violencia ha tenido lugar desde que fue depuesto por la invasión estadounidense de marzo de 2003.

"Si Sadam es condenado a muerte, entonces deberían también ser justos y condenar también a muerte a (George W.) Bush... y también matar a Ehud Olmert (primer ministro israelí) por lo que hizo en Líbano. Si está bien, entonces también Sadam debe ser ejecutado", opinó Ibrahim Hreish, un joyero de Amán (Jordania). "Si Bush ha conseguido un mundo mejor en los últimos cuatro años, entonces dejemos que Sadam sea ejecutado", añadió.

Ziad al Jasawneh, antiguo jefe del equipo de abogados de Sadam Husein, aseguró que esperaban la sentencia de muerte desde el mismo comienzo del juicio. "Estaba preparado. Lo que ha pasado en el juicio de principio a fin es ilegal y sólo buscaba minar la legitimidad del presidente de Irak y otorgársela a la ocupación estadounidense de un país árabe", aseguró.

Sin embargo, Satieh Noureddine, un columnista libanés del diario As Safir de Beirut opinó que Sadam Husein merece la sentencia a muerte no sólo por la matanza de Dujail sino también porque "entregó Irak a los estadounidenses como si fuera un 'jugoso bocado', sin ninguna oposición".

Un analista iraquí, Mustafa Alani, resaltó que la importancia de Sadam Husein en Irak ha sido eclipsada por el caos en el que se encuentra el país. "Irak es un país más violento que cuando gobernaba él y el actual Gobierno comete los mismos crímenes está implicado en los mismo crímenes por los que Sadam ha sido condenado", afirmó.

"Los que le han juzgado no son mejores que él", aseguró Alani. "En los últimos tres años, directa o indirectamente, son responsables de la muerte de medio millón de personas", acusó, recordando que "hay asesinatos masivos, corrupción y escuadrones de la muerte". "Sadam es un criminal sin duda, pero los demás no son ángeles", zanjó.

Por su parte, el analista jordano, Labib Kamhawi, señaló que la sentencia podría contribuir a desestabilizar más aún Irak e incluso podría ser parte de un acuerdo global para presionar a los suníes para cortar el derramamiento de sangre y, eventualmente, crear un nuevo estado laico. "De suceder, Sadam Husein podría ser enviado a un país vecino como Qatar o Arabia Saudí", añadió.

En Kuwait la reacción ha sido mayoritariamente de júbilo, ya que el pequeño emirato del Golfo Pérsico fue invadido por Sadam Husein en agosto de 1990, lo que provocó la intervención internacional. "Es justicia divina. Deberían haberle ahorcado hace mucho tiempo. Es el menor castigo que podría esperarse para alguien que ha ejecutado a decenas de miles de personas", declaró el director del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Kuwait, Abdul Ridha Aseeri. "Es la primera vez en la historia moderna que un ex dirigente árabe es sometido a juicio", afirmó Aseeri.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies