Irak niega la existencia de un centro de detención clandestino en Bagdad

Actualizado 07/02/2011 9:12:53 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irak ha negado la existencia de un centro de detención clandestino en Bagdad, que estaría controlado por las fuerzas de seguridad a cargo del primer ministro, Nuri al Maliki, tal y como afirmó la semana pasada Human Rights Watch (HRW) en un informe basado en el testimonio de varios funcionarios y de documentación clasificada.

"No sé como una organización respetable como HRW es capaz de divulgar estas mentiras", dijo Alí Al Moussawi, un asesor del primer ministro iraquí, al tiempo que apuntó la posibilidad de que la ONG tenga "una agenda política oculta". "También puede que sus empleados hayan sido engañados", agregó, en declaraciones recogidas por la cadena estadounidense CNN.

HRW denunció el traslado de unos 280 prisioneros desde el Campo de la Justicia hasta una base militar ubicada en el barrio de Kadhimya, en el noroeste de la capital, días antes de que inspectores internacionales visitaran dichas instalaciones para comprobar las condiciones de los detenidos.

A los reos reubicados les estaban prohibidas las visitas, lo que hizo sospechar a la organización. Sus dudas fueron confirmadas por una decena de detenidos, que habían sido víctimas de torturas que incluían prácticas como descargas eléctricas en varias zonas del cuerpo y simulación de la asfixia con bolsas de plástico en la cabeza, entre otras.

El centro de detención clandestino, estaría al cargo de la 56ª Brigada de las Fuerzas Armadas iraquíes, conocida como la Brigada de Bagdad, y de los Servicios Antiterroristas, ambos cuerpos al servicio del primer ministro.

No es la primera vez que el Gobierno de Al Maliki afronta este tipo de acusaciones. El pasado mes de abril, HRW divulgó otro informe en el que recogía el testimonio de un ex preso que había sido torturado. En relación a este caso, el 'premier' reconoció la existencia de algunos fallos en el sistema penitenciario, aunque acusó a la oposición de adoctrinar a los reos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies