La ONU condena los atentados en Bagdad y dice que el objetivo era "el corazón de las instituciones democráticas"

Actualizado 15/03/2013 5:08:09 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas a Irak, Martin Kobler, ha condenado firmemente este jueves los atentados ejecutados durante la jornada cerca de la Zona Verde de Bagdad, que han afectado al Ministerio de Justicia y han provocado al menos 25 muertos y 50 de heridos, y ha subrayado que "tenían como objetivo el corazón de las instituciones democráticas del país".

"El Ministerio de Justicia es vital en los esfuerzos para construir un país estable, próspero y democrático en el que los derechos de la población de Irak sean protegidos y las leyes implementadas", ha recalcado Kobler, que es además el director de la Misión de Asistencia de la ONU en Irak (UNAMI).

A la condena se ha unido el portavoz del Parlamento iraquí, Usama al Nijaifi, quien ha pedido que se abra una investigación inmediata para esclarecer cómo los responsables llegaron al centro de Bagdad para ejecutar los atentados.

"Condeno firmemente la operación criminal contra el Ministerio de Justicia, de la que decenas de ciudadanos han sido víctimas, y recalco que el objetivo era demostrar la debilidad de las fuerzas de seguridad y su incapacidad para hacer frente a estas amenazas", ha manifestado, según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

Por su parte, la Embajada estadounidense ha condenado los atentados y ha subrayado que Washington seguirá trabajando con Bagdad para combatir "a los que cometen estos crímenes horribles e inútiles, al tiempo que ha expresado sus condolencias a las víctimas.

Hasta el momento, ningún grupo terrorista ha reivindicado la autoría de los atentados aunque los grupos insurgentes suníes están redoblando sus esfuerzos para socavar la autoridad del Gobierno iraquí, que lidera el chií Nuri al Maliki, con el objetivo de provocar enfrentamientos sectarios.

La Policía ha informado de que dos coches bombas han explotado en el distrito alauí de la capital iraquí, uno de ellos cerca de la sede del Ministerio de Justicia, antes de que un terrorista suicida hiciera estallar su carga en otro vehículo cerca del Ministerio del Interior.

Posteriormente, otro terrorista suicida ha accedido al Ministerio de Justicia y varios milicianos han asaltado el edificio, enfrentándose a las fuerzas de seguridad, que, finalmente, han logrado recuperar el control de la situación.

"Fui a la segunda planta para hacer algo cuando escuché una gran explosión y, después, otra explosión", ha relatado Ammar Ghanim, un agente de Policía que se encontraba en el interior del Ministerio de Justicia en el momento del asalto.

"Hemos escuchado un tiroteo y, pocos minutos después, tres atacantes con uniformes militares han aparecido en la segunda planta y han empezado a disparar indiscriminadamente", ha resumido. "Me han disparado en la pierna y estoy muy orgulloso de haber matado a uno de ellos", ha asegurado.

Entre los muertos figuran al menos siete agentes de Policía, quince civiles y tres de los autores de los ataques, según han informado fuentes policiales y médicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies