Una organización suní acusa al Gobierno iraquí de mantener vínculos con las milicias chiíes

Actualizado 05/01/2007 15:11:55 CET

BAGDAD, 5 Ene. (EP/AP) -

Una importante organización suní aludió hoy los presuntos vícunlos entre el Gobierno iraquí y las milicias chiíes implicadas en la violencia sectaria, y dijo que las autoridades deberían ser responsables de cualquier ataque perpetrado por grupos armados. El Gobierno reaccionó inmediatamente y dijo que las acusaciones de este grupo son falsas y podrían incitar a la rebelión.

Un grupo religioso suní, la Asociación de Eruditos Musulmanes, indicó que ha obtenido información de que las milicias están planeando atacar barrios de Bagdad, en línea con los sangrientos ataques ocurridos este año perpetrados por miembros de la mayoría chií contra los suníes que han dominado el país durante el régimen de Sadam Husein.

"También hemos llegado a saber que algunos responsables en este Gobierno conocen este esquema criminal, que plantea sospechas de que están colaborando con estas milicias", indicó la asociación en un comunicado.

"La Asociación de Eruditos Musulmanes considera al actual Gobierno y a las fuerzas de ocupación responsables de cualquier injusticia contra el pueblo iraquí", afirma el grupo, que se cree está vinculado con la insurgencia suní que combate al Gobierno iraquí y las fuerzas estadounidenses.

La oficina del primer ministro, Nuri al Maliki, dijo que la declaración de esta organización era errónea. "Lo que está escrito en la declaración de la Asociación de Eruditos Musulmanes es absolutamente incorrecto y podría provocar sedición", afirmó la oficina de Al Maliki. "Consideramos responsable a la asociación de cualquier cosa que pueda ocurrir como resultado de esto", añadió.