El primer ministro australiano dice que el traspaso de seguridad no implica que sus tropas abandonen Irak

Actualizado 18/06/2006 9:06:50 CET

CANBERRA, 18 Jun. (EP/AP) -

Las tropas australianas tendrán un papel que desempeñar en Irak incluso cuando las tropas extranjeras entreguen la seguridad a las fuerzas iraquíes en el sur del país, aseguró hoy el primer ministro australiano, John Howard, y agregó que sus hombres no volverán pronto a su país.

El viceprimer ministro de Irak, Salam Zikam Ali al Zubaie, dijo el viernes que Irak tenía un acuerdo para asumir las responsabilidades de seguridad de las tropas japonesas, australianas y británicas en el sur de Irak este mes. Tokio anunció que tenía planes para enviar a casa a sus soldados.

Unos 460 soldados australianos proporcionan seguridad al contingente japonés, de unos 600 hombres, en la provincia de Muthana, en el sur de Irak. En total Australia tiene desplegados a 1.320 hombres en Irak y en Oriente Próximo.

Howard dijo hoy que el traspaso de seguridad a las fuerzas iraquíes no significa que los deberes de los australianos en Irak hayan terminado. "No les aparta del trabajo porque las fuerzas de la coalición son necesitadas como un apoyo a las fuerzas de seguridad iraquíes en las zonas donde las fuerzas de seguridad están asumiendo el control", explicó el primer ministro australiano.

"Saltar de una primera responsabilidad a ninguna responsabilidad sería un riesgo para una transición sin problemas que todos queremos", agregó Howard.