El representante del segundo mayor grupo suní anticipa "un baño de sangre" tras conocer la sentencia a Husein

Actualizado 05/11/2006 11:55:23 CET

BAGDAD, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sentencia a muerte para el ex dictador iraquí Sadam Husein ha sido condenada por el líder del segundo grupo suní más grande del Parlamento de Irak, Salih al Mutlaq, que anticipó nuevos derramamientos de sangre entre suníes y chiíes, estos últimos mayoría en el país, perseguidos durante la dictadura de Husein y que ahora ostentan el control mayoritario del Gobierno y de las fuerzas de seguridad.

"No ha sido una decisión sabia, y el Gobierno, y no el tribunal, ha ido demasiado lejos con esta sentencia, incluso por anticipado", afirmó Al Mutlaq a la cadena de televisión Al Arabiya.

El representante suní afirmó que "el Gobierno será el responsable de las consecuencias, de los cientos, miles e incluso cientos de miles de personas cuya sangre será derramada".

Junto a Husein, también han sido condenados a muerte en la horca su hermanastro, Barzan Ibrahim, y el jefe del antiguo Tribunal Revolucionario de Irak, Awwad Hamad Al Bandar. El ex vicepresidente iraquí y mano derecha del ex dictador, Taha Yassin Ramadan, ha sido condenado a cadena perpetua. Además, tres oficiales del partido Baath han recibido penas de hasta 15 años por los cargos de asesinato y tortura, mientras que otro de los acusados, Mohammed Azawi Ali por falta de pruebas.

Husein y el resto de acusados eran juzgados por la masacre de 148 chiíes cometida en 1982 en Dujail, una ciudad al norte de Bagdad, después de que fracasara un intento de acabar con la vida del ex dictador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies