Rusia acoge con cautela la sentencia de Sadam Husein pero la oposición sugiere que está orquestada por EEUU

Actualizado 05/11/2006 18:41:18 CET

MOSCÚ, 5 Nov. (EP/AP) -

La cautela inicial de Rusia contrasta con la vehemencia con que la oposición rusa destaca la cercanía entre la condena a muerte del ex dictador iraquí Sadam Husein y la jornada electoral estadounidense en la que el Partido Republicano del presidente George W. Bush se juega la mayoría en el Senado y la Cámara de Representantes.

"Creemos que el juicio de un ciudadano de cualquier país, sea cual sea el cargo que ocupase, es una cuestión interna de ese Estado y debe ser llevada y cerrada sin presiones externas", aseguró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mijail Kamynin.

Kamynin no hizo mención explícita a Estados Unidos ni a ningún otro país, y se cuidó de no afirmar que el juicio estaba siendo orquestado desde el exterior. No dudó en admitir que la sentencia podría contribuir a desestabilizar aún más Irak y aseguró que "es importante evitar cualquier cosa que divida a la sociedad iraquí".

El parlamentario ultranacionalista Vladimir Zhirinovsky, aseguró que "se trata de una maniobra electoral de los republicanos; las elecciones son el martes y Bush debe dar una muestra de que a conseguido alguno de sus objetivos en Irak, ya que aterrorizó a toda América con un horrible dictador, a pesar de que durante su régimen había tranquilidad y clama, orden, no terroristas ni islamistas", afirmó Zhirinovsky en declaraciones a la radio 'Eco de Moscú'.

Por otro lado, Vyacheslav Nikonov, un analista político cercano al Kremlin, también sugirió que la coincidencia entre ambas fechas no podía ser casual. "La cuestión de Irak será meridiana en las elecciones y (la sentencia) será el último argumento de campaña de Bush para que la guerra no quede como un esfuerzo inútil y castigar al menos a un culpable", aseguró Nikonov en declaraciones a la agencia Interfax.

El líder del Partido Comunista de la Federación Rusa, Gennady Zyuganov, afirmó que "Husein ha sido juzgado por las autoridades ocupantes, no por un tribunal iraquí" y calificó el veredicto como un ejemplo de cómo Estados Unidos "ajusta cuentas con aquellos que no quieren someterse a los designios de la Casa Blanca", informó Interfax.

"Esta sentencia hace que surjan muchas preguntas, la primera y más importante de las cuales es '¿a quién beneficia'", argumentó Mijail Margelov, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara alta rusa en declaraciones a la cadena de televisión estatal Canal Uno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies