Un total de 469 seguidores del Partido Baaz podrán volver a sus puestos de funcionarios, según fuentes oficiales

 

Un total de 469 seguidores del Partido Baaz podrán volver a sus puestos de funcionarios, según fuentes oficiales

Actualizado 28/12/2006 20:47:05 CET

BAGDAD, 28 Dic. (EP/AP) -

La Comisión Nacional Suprema iraquí para la desbaazificación, encargada de relegar a los miles de antiguos oficiales del régimen del ex presidente iraquí, Sadam Husein, pertenecientes al partido oficialista Baaz, de sus respectivos cargos públicos decidió hoy "reintegrar a 469 miembros del ilegalizado partido Baaz a sus respectivos cargos, siempre y cuando firmen una carta en la que renieguen del Partido Baaz", según informó el director ejecutivo de la Comisión, Ali al Lami, en una entrevista a Associated Press.

"Ocuparon diferentes puestos en las oficinas gubernamentales, incluidos funcionarios de los Ministerios de Defensa e Interior", explicó Al Lami. "Incluían oficiales con rango de coronel e inferior", agregó.

El pasado mes de noviembre, Al Lami aseguró que la Comisión de desbaazificación preparó un borrador preliminar de enmiendas al proceso de desbaazificación, aunque, hasta la fecha, el Parlamento iraquí no se ha pronunciado sobre dichas enmiendas, que deben ser sometidas a votación.

En este sentido, las últimas enmiendas a la ley están en armonía con el Plan Nacional para la Reconciliación, que consta de 24 epígrafes, hecho público el pasado junio por el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki para evaluar el proceso de desbaazificación tras la caída del ex dictador Husein y, de esta forma, poner fin a la insurgencia y a los enfrentamientos interconfesionales entre suníes y chiíes que desde hace más de tres años han volcado al país hacia una guerra civil.

Antes de que se presentaran las enmiendas, la Comisión dio a conocer una lista con los nombres de 10.302 destacados miembros del Partido Baaz que debían ser despedidos, mientras que la nueva proposición de ley propuesta rebaja la cifra a 1.500 nombres, aseguró Al Lami hace menos de un mes.

De esta forma, se garantiza que sólo perderán sus puestos los altos cargos del anterior régimen, aunque todos aquellos que pierdan su trabajo tendrán derecho a sus correspondientes pensiones, incidió Al Lami, mientras informó de que 7.688 antiguos miembros fueron despedidos desde la creación de la Comisión en enero de 2004.

Por su parte, muchos iraquíes suníes, simpatizantes del Partido Baaz, criticaron que el proceso de desbaazificación estuvo dirigido a eliminar a los miembros de la confesión minoritaria en Irak que fue, con Sadam Husein, la que llevó las riendas del país hasta la caída del ex dictador en abril de 2003.

Mientras, el actual Gobierno dirigido por una coalición de partidos chiíes, rechaza tales acusaciones, alegando que también cientos de chiíes pertenecientes al Partido Baaz, perdieron igualmente sus trabajos.

Estados Unidos, que lideró la invasión a Irak, prohibió en mayo de 2003 el Partido Baaz, aunque poco después se retractó al invitar a antiguos altos funcionarios del ilegalizado partido de Sadam a regresar a sus puestos en el seno de las fuerzas de seguridad iraquíes, una iniciativa respaldada por el antiguo jefe administrador de Estados Unidos en Irak, L. Paul Bremer, quien permitió que miles de profesores baazistas se reincorporaran de nuevo a sus puestos de trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies