El Vaticano se opone a la ejecución de Sadam porque no se debe castigar "un crimen con otro crimen"

Actualizado 28/12/2006 11:14:16 CET

ROMA, 28 Dic. (EP/AP) -

El presidente del Pontificio Consejo por la Justicia y la Paz, el cardenal Renato Martino, condenó hoy la pena de muerte dictada contra el ex presidente iraquí Sadam Husein por considerar que la pena de muerte va en contra de las enseñanzas de la Iglesia Católica y no se debe castigar "un crimen con otro crimen".

En declaraciones al diario italiano 'La Repubblica', el cardenal Martino reiteró que el Vaticano se opone a la pena de muerte y advirtió de que la vida debe salvaguardarse desde que comienza hasta su final "natural".

"La pena de muerte no es una muerte natural, y nadie puede dar muerte, ni siquiera el Estado", añadió el prelado, quien expresó su esperanza de que la ejecución de Sadam Husein finalmente no se haga efectiva porque supondría castigar "un crimen con otro crimen".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies