Irán convoca al embajador holandés para protestar por la expulsión de dos diplomáticos iraníes

Bandera de Irán
REUTERS / MORTEZA NIKOUBAZL - Archivo
Publicado 07/07/2018 18:40:27CET

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha convocado al embajador holandés en Teherán para protestar por la expulsión de dos diplomáticos iraníes de Países Bajos, un gesto "no constructivo y no amistoso". Las expulsiones estarían relacionadas con un intento frustrado de atentado contra la Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán (PMOI) en Francia.

"La República Islámica de Irán considera la decisión no constructiva y no amistosa para las relaciones bilaterales", ha afirmado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Bahram Qasemi, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial iraní, IRNA.

Por ello han convocado al embajador holandés en Teherán "para informarle de la protesta oficial del Gobierno" iraní. "Irán quiere preservar y ampliar las relaciones con todos los países con comprensión y respeto mútuo y como víctima de acciones terroristas subraya su postura de principios a favor de una campaña severa y no discriminatora de todos los miembros de la comunidad global (que están en) contra del terrorismo", ha apuntado Qasemi.

Además, ha calificado de "ilógica y legalmente injustificables" las expulsiones. "Esperamos que las autoridades del país dejen las acusaciones injustificadas contra otros y actúen conforme a sus compromisos internacionales y detengan y juzguen a los terroristas que tienen una alerta roja de Interpol y den explicaciones por acoger a estos terroristas y miembros criminales del odiado grupúsculo del PMOI, cuyas manos están manchadas con la sangre del pueblo iraní", ha señalado.

Qasemi ha destacado que el Gobierno holandés ya está informado de que Irán se reserva su derecho a tomar medidas recíprocas a la expulsión de diplomáticos.

ATENTADO FRUSTRADO CONTRA UN ACTO DEL PMOI

El viernes dos trabajadores de la Embajada iraní en Ámsterdam fueron expulsados sin que se dieran motivos al respecto, pero se cree que podría estar relacionado con la detención de varios individuos en varios países europeos --entre ellos un diplomático iraní-- por un supuesto plan para atentar el fin de semana pasado contra un acto en Francia del PMOI, ilegalizada en el país centroasiático.

La Fiscalía Federal de Bélgica informó el lunes de la detención de dos individuos --Amir S., nacido en 1980, y su esposa Nasimeh N., nacida en 1984-- interceptados el sábado en el distrito bruselense de Woluwe-Saint-Pierre (en el este de la ciudad) con 500 gramos de TATP (triperóxido de triacetona, también conocido como 'madre de Satán') y un mecanismo de detonación que guardaban en su coche.

La Fiscalía belga y la Seguridad del Estado creen que los dos detenidos --de nacionalidad belga y origen iraní-- se habían preparado para cometer un atentado el mismo sábado en una conferencia del PMOI que tuvo lugar en Villepinte (Francia) y a la que acudieron casi 25.000 personas.

Un supuesto cómplice de la pareja (Asadolá, nacido en 1971 y de nacionalidad iraní) fue detenido posteriormente en Alemania. Se trata de un diplomático iraní que trabaja en la Embajada del país en Viena. Otras tres personas de origen iraní fueron detenidas en Francia.

El Gobierno de Irán tildó el martes de "infundadas" las acusaciones contra un diplomático iraní detenido en Alemania por su supuesta participación en el complot y resaltó que las acusaciones tiene como objetivo dañar los lazos entre Irán y Europa, al tiempo que indicó que los detenidos en Bruselas son miembros del PMOI.

El Ejecutivo iraní convocó el miércoles a los enviados de Francia, Bélgica y Alemania en el país para protestar por la detención del diplomático y reclamó su liberación inmediata.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, respondió el lunes a estas informaciones denunciando un complot "preparado" para incriminar a Irán. "Qué conveniente. Justo antes de una visita presidencial a Europa son detenidos los 'conspiradores' de una operación iraní", apuntó a través de Twitter. Zarif denunció que se trata de un "siniestro complot de bandera falsa" y se ofreció para colaborar con la investigación y "llegar hasta el fondo" de esta cuestión.

Contador