Irán critica al príncipe heredero saudí por decir que Arabia Saudí e Israel "tienen un enemigo común"

Publicado 06/04/2018 17:29:46CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha criticado este viernes al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, por decir que Arabia Saudí e Israel "tienen un enemigo común", en referencia a Teherán, según ha informado la cadena de televisión local Press TV.

En una entrevista a la revista 'Time', el príncipe heredero saudí ha dicho que Israel y Arabia Saudí "parecen tener un enemigo común y muchas áreas potenciales para mantener una cooperación económica".

"No podemos tener una relación con Israel antes de solucionar el asunto de la paz (...) ya que ambos (israelíes y palestinos) tienen derecho a vivir y coexistir", dijo, al tiempo que resaltó que Riad "intentará apoyar una solución de paz".

El portavoz del Ministerio de Exteriores saudí, Bahram Qassemi, ha resaltado que las declaraciones de Bin Salmán son "ridículas y vergonzosas" y ha afirmado que "se enmarcan en la lucha de poder en la familia real saudí" y que "son un intento de ganar el apoyo de Estados Unidos".

"Las recientes políticas saudíes son una estrategia muy triste porque un país musulmán con todas sus ostentaciones está cayendo al nivel de adulador del régimen que ocupa Jerusalén --en referencia a Israel--", ha manifestado.

Así, ha manifestado que Bin Salmán "ha cerrado los ojos ante todas las realidades históricas y siete décadas de crímenes por parte del régimen asesino de niños", antes de apuntar que "se trata de un gran y flagrante acto de traición" a la causa palestina.

Qassemi ha sostenido que las recientes declaraciones de Bin Salmán reconociendo en derecho de los israelíes "a tener su propia tierra" muestran que "no ha estudiado historia ni geografía ni sabe nada acerca del sufrimiento de las naciones musulmanas".

La mayoría de los líderes árabes han hablado en varias ocasiones de la realidad de la existencia de Israel, pero no han hecho alusión a ningún tipo de "derecho" a la tierra por parte de los israelíes.

BIN SALMÁN HABLÓ DE DOS BLOQUES EN LA REGIÓN

Durante una entrevista a la revista estadounidense 'The Atlantic', el príncipe saudí dividió Oriente Próximo en dos bloques: el que ha llamado "el triángulo del mal", formado por Irán, Hermanos Musulmanes y los grupos terroristas suníes, y la alianza de "estados moderados", entre los que se encuentran Jordania, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Omán.

En este sentido, afirmó que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, "hace que Hitler parezca bueno" ya que "Hitler no hizo lo que está haciendo el líder supremo de Irán". "Hitler intentó conquistar Europa. El líder supremo iraní está intentando conquistar el mundo entero", resaltó.

"Se cree que el mundo es suyo. Los dos son demonios. Él es el Hitler de Oriente Próximo. En los años 20 y 30 nadie veía a Hitler como un peligro. Sólo unos pocos. Hasta que pasó. No queremos ver lo que pasó en Europa en nuestra región. Queremos que se detengan los movimientos políticos, económicos y de Inteligencia. Queremos evitar la guerra", destacó.

En este sentido, el heredero al trono saudí dijo que Riad no tiene problema alguno con los chiíes. "Tenemos un problema con la ideología del régimen de Irán. Nuestro problema es que no creemos que tengan el derecho a interferir en nuestros propios asuntos", remachó.

Arabia Saudí no reconoce al Estado de Israel y ha sostenido durante décadas que para normalizar sus relaciones bilaterales Israel debe retirarse de los territorios que ocupó durante la guerra de 1967.

El aumento de las tensiones entre Riad y Teherán ha provocado especulaciones sobre un acercamiento entre Arabia Saudí e Israel para hacer frente a lo que consideran como una amenaza compartida por parte de Irán.