Egipto e Irán se reunirán para intentar reestablecer las relaciones bilarerales

Actualizado 19/09/2007 15:11:04 CET

EL CAIRO, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio anunció hoy que mantendrá conversaciones con Irán para promocionar las relaciones bilaterales entre los dos países, y que no tiene intención de lanzar ningún ataque sobre el régimen de los ayatolás, según citó el diario 'Egypt Daily News'.

"Ha habido un acuerdo para continuar los diálogos entre las dos partes, en concreto sobre las relaciones bilaterales a nivel de los altos funcionarios y los ministros de Exteriores", declaró el portavoz del Ministerio, Hossam Zaki, en un comunicado.

Egipto anunció su voluntad para el reestablecimiento de los vínculos bilaterales, cortadas en 1980, para poder mantener conversaciones en El Cairo entre el viceprimer ministro de Exteriores iraní, Abbas Araghchi y el asistente egipcio del ministro de Exteriores para los asuntos asiáticos, Hussin Dirar.

"Egipto no está de acuerdo con resolver el asunto nuclear iraní por la fuerza o por ningún tipo de acción militar", comentó el ministro de Exteriores de Egipto, Ahmed Aboul Gheit. "Egipto apoya los acuerdos pacíficos a través de negociaciones que garanticen el derecho iraní a desarrollar un programa nuclear", añadió.

La visita de Araghachi a Egipto fue el primer paso concreto de los iraníes para mostrar su interés en retomar las relaciones diplomáticas con Egipto, después de que el presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, anunciase en mayo que su país estaba preparado para abrir una Embajada en El Cairo tan pronto como Egipto acordase hacer lo mismo en Teherán.

El cese de las relaciones se produjo después de que Egipto firmase un acuerdo de paz con Israel en 1979 y proporcionase asilo al depuesto Sha de Irán, Reza Pahlavi. Las relaciones se deterioraron aún más cuando Egipto apoyó a Irak durante la Guerra del Golfo, desde 1980 hasta 1988.

Una de las peticiones que Egipto ha exigido en numerosas ocasiones es la retirada de un gran retrato de Jaled el Islambouli, el asesino del ex presidente egipcio Anwar Sadat, y el cambio de una calle con su nombre. En los últimos años, Teherán aceptó varias veces cambiar el nombre de la calle pero la imagen de El Islambouli gritando entre rejas continúa en la calle que lleva su nombre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies