La Embajada británica en Teherán es atacada por manifestantes por la complicidad de Reino Unido con Israel

Actualizado 04/08/2006 23:11:30 CET

TEHERÁN, 4 Ago. (EP/AP) -

Varios manifestantes se reunieron hoy frente a la Embajada británica para protestar contra la supuesta complicidad del Reino Unido y Estados Unidos con los ataques israelíes contra Líbano.

Un grupo de 100 manifestantes quemaron una bandera británica y rompieron los cristales de la Embajada con piedras mientras pedían su clausura y la expulsión del embajador británico. La Policía antidisturbios se enfrentó a ellos y nadie resultó herido, según fuentes anónimas de la Embajada.

Las manifestaciones son comunes en períodos de tensión en Oriente Próximo. Las protestas surgieron después de que el clérigo Ahmad Jannati dijera que el Consejo de Seguridad de la ONU debería ser desmantelado por haber pedido que se cancele el programa de enriquecimiento de uranio iraní sin condenar los ataques de Israel sobre Líbano.

"Aprueban resoluciones contra el programa nuclear pacífico de Irán y se callan como muertos sobre la masacre de Líbano", dijo el ayatolá Jannati en su sermón de hoy en la Universidad de Teherán.

El Consejo de Seguridad de la ONU, aprobó una resolución el lunes por la que se da un plazo a Irán hasta el 31 de agosto para suspender su programa de enriquecimiento de uranio o asumir sanciones políticas y económicas.

Jannati pidió a los fieles asistencia financiera para los militantes de Hezbola en Líbano. El clérigo ya había pedido con anterioridad armas a otros estados musulmanes para ayudar a Hezbolá a luchar contra Israel. Irán y Siria son los principales apoyos del grupo terrorista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies