El Gobierno iraní invita a las naciones occidentales a construir plantas nucleares en su país

Actualizado 20/04/2007 22:40:20 CET

TEHERÁN, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno iraní invitó hoy a las naciones occidentales a participar en la construcción en el país persa de plantas nucleares para producir electricidad.

Así lo manifestó el vicepresidente iraní, Gholam Reza Aghazadeh, quien afirmó que esta propuesta sería una prueba de las "buenas intenciones" de Occidente y podría devolver la confianza de Irán en los países occidentales, perdida después de años de exigir que suspenda Irán sus actividades nucleares.

El pasado lunes, Irán anunció la convocatoria de un concurso internacional para la construcción de dos plantas de energía nuclear más, a pesar de las presiones que viene ejerciendo Occidente sobre el programa nuclear de Teherán.

El Gobierno del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha asegurado que las plantas, cuyas obras durarían unos 11 años, serían reactores de agua pesada con capacidad cada una para generar 1.600 megavatios de electricidad y un coste de 1.250 millones de euros. Hasta ahora no se sabe si ha habido respuestas al concurso.

"La oferta internacional de construcción de dos plantas de energía nuclear es un buen método para demostrar a los occidentales las buenas intenciones" de Teherán, declaró Aghazadeh a la agencia oficial de noticias IRNA.

Asimismo, el vicepresidente señaló que Irán no detendrá el enriquecimiento de uranio, y prometió que su país continuará trabajando para instalar más centrifugadoras en Natanz, la única central nuclear del país, hasta las 50.000 previstas.

NO VOLVERÁN A SUSPENDER EL PROGRAMA NUCLEAR

Aghazadeh insistió en que Irán demostró sus "buenas intenciones" al detener el enriquecimiento de uranio en 2003 durante tres años, pero que perdió la confianza en los países occidentales al ver que "pretendían la suspensión permanente de estas actividades" a pesar de las garantías ofrecidas acerca de que el programa no estaría dirigido a la construcción de armas nucleares. "Por tanto, no repetiremos esta experiencia", afirmó al ser preguntado por otra posible suspensión.

De este modo, el vicepresidente ratificó que Irán ya ha comenzado el enriquecimiento de uranio a escala industrial, pero remarcó que el Gobierno prefiere no entrar en discusiones sobre el número de centrifugadoras, ya que, según subrayó, los inspectores de Naciones Unidas podrán comprobar esta cuestión por sí mismos.

"Cada mes, los inspectores de la AIEA (Agencia Internacional de Energía Atómica) podrán ver los importantes cambios en la instalación de centrifugadoras en Natanz, cuya infraestructura no sólo albergará miles de centrifugadoras, sino que está equipada para instalar un centro de producción de combustible nuclear autosuficiente... que incluye a las 50.000 centrifugadoras".

Por último, Aghazadeh anunció que en un año inaugurarán una planta de producción de pequeñas partículas de combustible nuclear, que sirven para procesar el enriquecimiento de uranio que se utiliza como combustible en los reactores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies