Asciende a nueve el número de muertos por el ataque con mortero contra el Camp Liberty en febrero

 

Asciende a nueve el número de muertos por el ataque con mortero contra el Camp Liberty en febrero

Actualizado 14/03/2013 8:33:06 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (NCRI) ha anunciado este miércoles el fallecimiento de uno de los residentes del Camp Liberty que resultó herido el 9 de febrero tras un ataque con morteros contra el lugar, elevando a ocho el número de muertos a causa del mismo.

El grupo ha acusado duramente al enviado especial de Naciones Unidas a Irak, Martin Kobler, y a la Embajada alemana en Irak "por el retraso de un mes en el traslado de Hamid Rabi, con carné de refugiado y residencia permanente en Alemania, para ser tratado urgentemente (por las heridas sufridas)".

En este sentido, ha subrayado que Rami, miembro de la Organización de los Muyaidines del Pueblo de Irán (PMOI), "ha sufrido un daño inmenso y ha sido operado en numerosas ocasiones en los últimos meses" tras su ingreso en un hospital de Bagdad, donde ha fallecido.

"Sufrió heridas graves en el abdomen, la espina dorsal y las articulaciones, perdiendo toda sensibilidad de cintura para abajo", ha agregado el NCRI a través de un comunicado remitido a Europa Press.

"Debido a su situación crítica, la organización pidió en reiteradas ocasiones su traslado a Alemania, especialmente a Naciones Unidas, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS)", ha manifestado.

Por último, ha descrito el anuncio de Kobler de abrir una investigación sobre el ataque con morteros de "un intento de lavar la sangre que mancha sus manos" y de "gesto espantoso de propaganda".

Por último, el NCRI ha anunciado que Mansur Kufei, también miembro del PMOI, ha fallecido también en la tarde del miércoles en una clínica iraquí en el Camp Liberty "a causa de la falta de atención médica y tras vomitar unos tres litros de sangre". El grupo no ha especificado si Kufei resultó herido en el ataque contra el lugar.

HISTORIA DEL PMOI

El NCRI, fundado en Francia en 1981, es el Parlamento en el exilio de la Resistencia de Irán y coalición opositora cuyo principal organización es el PMOI, también conocido como Mujahidin-e-Khalq (MEK).

El grupo, considerado como una organización terrorista por Irán y excluido de su lista de grupos terroristas por Estados Unidos en septiembre del año pasado, aboga por el derrocamiento del actual gobierno iraní y ha lanzado múltiples ataques armados contra el país en las últimas décadas.

El PMOI participó activamente en la revolución iraní de 1973 y llevaron a cabo diversos ataques a edificios del gobierno, robo de bancos, asesinatos a funcionarios importantes y secuestro de extranjeros. Durante dicha época, el grupo mantuvo un discurso islamista chií mezclado con una adaptación de la ideología marxista revolucionaria.

Sin embargo, poco después del éxito de la revolución, las nuevas autoridades comenzaron a perseguir al PMOI, que se distanció políticamente del Gobierno. En 1986, Masud Rajavi alcanzó un pacto con el entonces presidente de Irak, Sadam Hussein, en ese momento en guerra contra Irán, lo que terminó de distanciar las posturas.

Durante el conflicto entre Irán e Irak, el PMOI participó del lado iraquí y lanzó ataques contra territorio iraní, lo que fue utilizado por Teherán para lanzar una campaña contra el grupo y reducir su apoyo social en el interior del país.

Pese a que Irak proporcionó cobertura al PMOI y respaldó sus ataques contra Irán, la caída de Hussein y la llegada al poder de Nuri al Maliki cambió su situación en Irak, ya que desde entonces pasaron a ser vistos como una organización terrorista. Desde entonces Bagdad ha solicitado la expulsión del grupo del país, algo que no se ha llevado a cabo debido el respaldo de Washington al grupo, en el marco de su política de alianzas contra Irán.

En los últimos meses, los residentes del Camp Liberty se han quejado en numerosas ocasiones de las condiciones de habitabilidad de la antigua base y han solicitado su retorno al Campamento Ashraf o su recolocación en Estados Unidos, ante el temor de que Al Maliki decida expulsarlos y enviarlos de vuelta a Irán, donde se exponen a sufrir torturas o ser ejecutados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies