Irán está intentado convertir a la académica americano-iraní detenida en Teherán en una espía, afirma un compañero

Actualizado 23/05/2007 1:07:05 CET

WASHINGTON, 22 May. (EP/AP) -

Lee H. Hamilton, director del 'think tank' al que está afiliada Haleh Esfandiari, la académica americano-iraní acusada de conspirar para derrocar el régimen de los ayatolás, afirmó hoy que "nunca ha sido unna espía" y que Irán "está intentando convertirla en una espía".

En una rueda de prensa debido a la acusación que pesa sobre Esfandiari, el director del Centro Internacional Woodrow Wilson calificó su programa dentro del 'think tank' como uno de los promotores del diálogo en los países de Oriente Próximo, incluyendo Irán, y aseguró que no estaba realizando ninguna actividad especial cuando visitó su país natal el pasado diciembre.

La académica, de 67 años, fue detenida el 30 de diciembre cuando se disponía a regresar a Washington después de pasar unos días en Teherán, donde visitó a su madre, de 93 años, tras lo cual fue interrogada durante más de cinco meses antes de que fuera encarcelada.

La televisión iraní, que lidera el programa sobre Oriente Próximo del Centro Woodrow Wilson y vive en Maryland, un barrio de las afueras de la capital estadounidense, estaba conspirando para derrocar el Gobierno iraní montando una red "contra la soberanía nacional". "Este es uno de los ejemplos americanos que, con una apariencia atractiva, intentan derrocar el país", añadió la información de la cadena.

Hamilton resaltó también que Esfandiari no está herida, según las informaciones que manejan, pero remarcó que desde que fue encarcelada, el pasado 8 de mayo, "nadie la ha visto".

Su madre puede entregar medicamentos en la prisión, pero a los diplomáticos suizos en el país, que velan por los intereses norteamericanos en Irán debido a la ausencia de relaciones entre Washington y Teherán, no les está permitido visitar a Esfandiari, según explicó Hamilton. "No sabemos nada sobre su tratamiento en la prisión", añadió.

A principios de este mes, el marido de Esfandiari, Shaul Bakhash, también desmintió las informaciones que publicó un periódico conservador iraní en las que se afirmaba que la académica era espía y que estaba intentando derrocar el régimen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies