Israel dice tomarse "muy en serio" la amenaza iraní

Actualizado 19/09/2007 19:31:40 CET

TEHERÁN, 19 Sep. (EP/AP) -

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, Mark Regev, reconoció hoy que aunque "lamentablemente todo el mundo está muy acostumbrado a este tipo de lenguaje belicista, extremista y odioso de Irán", el Ejecutivo de Tel Aviv se toma "muy en serio" la amenaza iraní.

"Nos tomamos muy en serio (la amenaza) y también la comunidad internacional", incidió, después de que el Ministerio de Defensa, del que es titular Ehud Barak, declinara hacer declaraciones sobre la amenaza vertida por Teherán.

El vicecomandante iraní de las Fuerzas Armadas, el general Mohammed Alavi, explicó hoy que el Ejército del régimen de los ayatolás ha ideado una estrategia militar para bombardear Israel en caso de que éste ataque primero a Irán, informa la agencia semioficial iraní Fars.

"Hemos elaborado un plan para atacar Israel con nuestros bombardeos si el régimen (israelí) comete un error estúpido", explicó el general en una entrevista con la agencia iraní.

Asimismo, Alavi advirtió a Israel de que está dentro del radio de alcance de los misiles de medio alcance de fabricación iraníes, al tiempo que valoró que el Ejecutivo del primer ministro, Ehud Olmert, no está capacitado para lanzar un ataque aéreo contra Irán.

"Todo el territorio de este régimen está dentro del alcance de nuestros misiles. Además, podemos atacar su territorio con nuestros bombardeos de combate en respuesta a cualquier ataque", subrayó el general.

VERSIÓN MEJORADA DEL SHAHAB-3

Además de contar Teherán con una versión mejorada de los misiles Shahab-3 --de fabricación iraní, con alcance de 2.000 kilómetros y con capacidad para incorporar cabezas nucleares--, Alavi explicó que las bases de radar iraní están vigilando las actividades en la frontera de Irán, por lo que aseguró que Irán incluso está capacitado para hacer frente a misiles de crucero estadounidenses. "Una de las cuestiones que los enemigos hacen público son sus misiles de crucero. Ahora, poseemos los sistemas necesarios para afrontarlos", añadió.

Por su parte, el ministro de Defensa, Mostafa Mohammed Najjar, explicó a la agencia estatal IRNA que Teherán "mantiene varias opciones abiertas para responder a las amenazas" que aseguró "emplearán en caso necesario".

Mientras, la Guardia Revolucionaria iraní --un cuerpo de elite militar externo al Ejército iraní-- emitió por su parte un comunicado en el que constató que Irán está preparado para hacer frente a un conflicto armado. "Irán, después de haber sobrevivido a crisis, ha preparado a su población para una posible confrontación en respuesta a cualquier agresión", subraya el comunicado.

El embajador iraní en Kuwait, Ali Jannati, aseguró que las bases militares estadounidenses que alberga éste país del Golfo Pérsico serán objeto de ataque si Irán es atacado, explicó en una entrevista hoy publicada por el rotativo 'Al-Rai'.

"Irán no atacaría inmediatamente bases estadounidenses en la región si se ve atacada militarmente, atacará la base de donde provino el ataque", aseguró, aunque reconoció no creer que "las naciones del Golfo permitan que se lance un ataque desde su territorio".

El comandante de la Guardia Revolucionaria iraní en el oeste de Irán, el general Mohammed Hasan Kousehchi, admitió que "hoy en día Estados Unidos está al alcance de Irán", en alusión a las unidades militares estadounidenses destacadas en Irak y Afganistán, informa la agencia IRNA.

Por su parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Dana Perino, calificó el momento "inoportuno" y poco constructivo para hacer este tipo de declaraciones por parte de Irán. "Israel no buscará la guerra con sus vecinos y todos nosotros buscamos, de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que Irán cumpla con sus obligaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies