Lariyani dice que el propósito pacífico de su programa nuclear puede cambiar si Irán es amenazado

Actualizado 05/01/2007 14:18:08 CET

BEIJING, 5 Ene. (EP/AP) -

El principal negociador en la cuestión nuclear de la República Islámica de Irán, Ali Lariyani, de visita en China, aseguró que su país está comprometido al uso pacífico de la tecnología nuclear, pero advirtió de que este propósito podría cambiar si su país es amenazado.

"Nos oponemos a la obtención de armas nucleares y utilizaremos la tecnología nuclear de manera pacífica bajo el marco del Tratado de No Proliferación, pero si somos amenazados, la situación puede cambiar", señaló Lariyani en una rueda de prensa en Beijing, donde se encuentra de visita oficial.

Lariyani compareció ante los medios después de reunirse con el presidente chino, Hu Jintao, quien pidió a Irán que dé una "respuesta seria" la resolución que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado diciembre.

Aunque China mantiene importantes relaciones comerciales con Irán, es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, que recientemente aprobó una resolución que prohíbe a todos los países vender materiales y tecnología a Irán que pueda contribuir a su programa atómico.

Según el presidente chino, la resolución "refleja las preocupaciones que comparte la comunidad internacional sobre el asunto nuclear iraní". "Esperamos que Irán pueda dar un respuesta seria a la resolución", manifestó Hu a Lariyani, según la agencia de noticias Xinhua.

A principios de este mes, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad rechazó nuevamente las sanciones, asegurando que su país ya ha humillado en el pasado a Estados Unidos y que volverá a hacerlo. Mientras, el vicepresidente iraní Gholamreza Aghazadeh, que también dirige la Agencia de Energía Atómica de Irán, anunció que la República islámica ha producido y almacenado 250 toneladas de gas, utilizadas como alimentación para el enriquecimiento de uranio.

Según informó la televisión estatal iraní, Aghazadeh dijo que el gas se encuentra en túneles bajo tierra en instalaciones nucleares en Isfahan para protegerlo de cualquier posible ataque. "Hoy hemos producido más de 250 toneladas de UF-6. Deberíais visitar Isfahan, veríais que hemos construido túneles que son casi únicos en el mundo", agregó, en declaraciones a la televisión.