El ayatolá Jatami recuerda que la condena contra Sir Salman Ruhsdie "sigue en pie" y no puede ser revocada

Actualizado 22/06/2007 18:51:45 CET

TEHERÁN, 22 Jun. (EP/AP) -

El Imam iraní del viernes, ayatolá Ahmad Jatami, declaró hoy no sólo que la condena --o fatwa-- sobre Sir Salman Rushdie, que según el religioso sigue en pie y no puede ser revocada, además de advertir al Reino Unido que su decisión de otorgar al escritor la Orden del Imperio Británico supone "un desafío al mundo islámico".

Miles de personas aplaudieron el sermón realizado por el Imam en la Universidad de Teherán, difundido por la radio oficial iraní, con cantos de "Muerte a los Ingleses". La 'fatwa' sobre el escritor fue promulgada por el fallecido ayatolá Jomeini en 1989, cuando Rushdie publicó su libro "Los Versos Satánicos".

"Le han premiado sólo por insultar al Profeta", declaró Jatami. "En esta situación, reconocer su labor significa enfrentarse a 1.500 millones de musulmanes en todo el mundo", advirtió el Imam.

Asimismo, el ayatolá recordó que "en el Irán islámico, la Fatwa revolucionaria de Jomeini permanece viva y no podéis cambiarla". "Los británico deberían saber que en este asunto tienen todas las de perder, al ciento por ciento", explicó.

El Gobierno iraní condenó el domingo la decisión de las autoridades de Reino Unido de distinguir como caballero de la Orden del Imperio Británico al escritor Salman Rushdie, al que calificaron de "personaje detestable" y sobre quien para algunos todavía pesa una condena a muerte por la publicación de su polémico libro "Los Versos Satánicos".

El novelista y ensayista británico, de origen indio, se vio obligado a vivir oculto durante más de una década bajo la orden de ejecución, o fatwa, declarada contra su persona en febrero de 1989, por el ayatolá Jomeini.

Según el portavoz del ministerio de Exteriores iraní, Mohamad Alí Hoseini, la decisión es considerada como un insulto al mundo musulmán. En su declaración ante los medios, Hosseini además consideró que el nombramiento de Rushdie como 'Sir' es una prueba más de la corriente anti-islámica que predomina en Londres.

"Premiar a una persona que se encuentra entre los personajes más detestables de la sociedad islámica es prueba fehaciente del anti islamismo que exhiben algunos altos funcionarios británicos", declaró Hosseini en su rueda de prensa semanal.

"Este premio muestra que la tendencia a insultar a los musulmanes no es accidental, sino un movimiento planeado y organizado, que cuenta con el apoyo de algunos países occidentales", manifestó el portavoz.

Si bien el Gobierno iraní se comprometió en 1998 a no apoyar la consecución de la fatwa sobre Rushdie, tampoco afirmó que ésta hubiera sido rescindida, algo que sólo el ahora fallecido ayatolá Jomeini era capaz de hacer.

El escritor, con buen humor, suele declarar en las entrevistas que cada 14 de febrero recibe una "tarjeta de San Valentín" procedente de Teherán, en la que se le recuerda que el país no ha olvidado la promesa de acabar con su vida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies