Sudáfrica pide una moratoria de 90 días en la aplicación de sanciones contra Irán

Actualizado 19/03/2007 23:14:57 CET

NUEVA YORK, 19 Mar. (EP/AP) -

Sudáfrica, que ostenta la actual presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de la ONU, pidió hoy aplicar una moratoria de 90 días desde la aprobación de las sanciones contra Irán por su negativa a renunciar a su programa de enriquecimiento de uranio, al tiempo que consideró la necesidad de eliminar del borrador de resolución elaborado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China y Alemania el propuesto embargo a la exportación de armas, así como las sanciones financieras dirigidas a un banco iraní y a la Guardia Revolucionaria de Irán.

Las propuestas de Sudáfrica, a las que ha tenido acceso Associated Press, podrían valorarse mañana durante una sesión informal del Consejo en vísperas a la celebración el miércoles del primer debate formal sobre el borrador de resolución contra el régimen de Teherán, aunque el embajador francés ante la ONU, Jean-Marc de La Sabliere, tachó las enmiendas al borrador de Sudáfrica --que junto a los otros nueve miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU no participó en la redacción del borrador de resolución-- de inconsistentes. "Ha debilitado mucho la resolución y nosotros creemos que se debe presionar a Irán", insistió.

Sudáfrica plantó conceder "un periodo de gracia de 90 días" a Irán que "permitiría dismunir las tensiones y crear una oportunidad para que Irán y las otras partes implicadas puedan reanudar las negociaciones hacia una solución pacífica a largo plazo".

"Este periodo breve sería suficiente para progresar en las negociaciones políticas pero sería insignificante en términos para un futuro desarrollo del programa de enriquecimiento (de uranio) de Irán", destaca la propuesta sudafricana, en línea con la propuesta que realizó el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, el pasado mes de enero, que pedía un periodo de 90 días en el que Irán aplicaría una moratoria a su programa atómico mientras que las sanciones no entrarían en vigor durante igual periodo.

La nueva propuesta de resolución plantea aprobar nuevas sanciones que incluyan la prohibición de exportar armas a Irán y la congelación de los activos de 28 nuevos individuos y organizaciones implicadas en los programas balístico y atómico iraníes, así como algunos vinculados a la Guardia Revolucionaria Iraní. Asimismo, el borrador pide restringir los viajes, de forma voluntaria, a ciertos individuos, así como la venta de armas a Irán o la asistencia futura en términos de prestación de créditos al Ejecutivo de Irán.

Por otra parte, Sudáfrica hace un llamamiento para resaltar que "la resolución debería centrarse sólo en el programa nuclear de Irán", por lo que, propuso enmiendas para retirar del paquete de sanciones la prohibición de Irán a exportar armas y pide de forma voluntaria a los países "que ejerciten la vigilancia y la restricción" en el suministro de armas a Irán, así como pide a los países e instituciones "no adoptar nuevos compromisos para préstamos, asistencia financiera y préstamos concesionarios" con el Ejecutivo iraní.

Asimismo, Sudáfrica propone retirar a siete de los miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán y tres organizaciones afiliadas al cuerpo de élite militar de la lista de individuos cuyos activos serán congelados y sujetos a una vigilancia respecto a sus desplazamientos.

Por otra parte, Sudáfrica pide eliminar al banco Sepah y al Sepah International, así como al presidente de la entidad bancaria, Ahmad Derakhandeh, de la lista de individuos y compañías en la 'lista negra'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies