Ryanair considera discriminatorio el nuevo impuesto sobre el sector aéreo del Gobierno irlandés

Actualizado 13/10/2008 20:39:39 CET

LONDRES, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair clamó hoy en contra de la presunta introducción por parte del Gobierno irlandés de un nuevo impuesto de 10 euros sobre el transporte aéreo.

Ryanair responde así a los rumores surgidos este fin de semana sobre la introducción de este nuevo arancel que, en primer lugar, supondría una discriminación comparativa a la industria aérea sector aéreo si no se aplica al transporte por ferry.

En segundo lugar, esta nueva tasa resultaría injusta debido a que se aplicaría un doble gravamen en el aeropuerto de Dublín "donde el monopolio de DAA --el operador de aeropuertos irlandés, Dublín Airport Authority-- ya está aplicando un impuesto por cada salida de pasajero de cerca de 15 euros por billete", agregó Ryanair.

Por último, si el impuesto se hace realidad, excedería en su cuantía (10 euros) en la mayor parte de los casos a las tarifas aéreas del aeropuerto de Shannon, lo que resultaría "devastador" para el citado aeródromo.

Ryanair señala que, aunque considera desproporcionado y está en claro desacuerdo con la aplicación de dicho impuesto, resulta "claro" que en el actual entorno, todo el mundo, incluidos los pasajeros deben cargar con una "proporción razonable" de la carga que supone la crisis.

Sin embargo, la aerolínea considera "completamente injusta" la cuantía de la tasa, de 10 euros, lo que equivale a un 25% del coste medio por trayecto de Ryanair (40 euros), ya que además, el Gobierno irlandés grava de por sí a los pasajeros con una tarifa de 15 euros en el aeropuerto de Dublín.

Por ello, pide al Ejecutivo irlandés que, a través de la DAA, se asegure de que estas excesivas tasas del aeródromo de Dublín sean reducidas al menos en un 50% hasta los 7 euros por billete, con el objetivo de ayudar a los consumidores a asumir este incremento de la fiscalidad y para evitar la doble imposición en el citado aeródromo.

Ryanair explica que la aplicación de este impuesto sería discriminatoria para los pasajeros del sector aéreo con respecto al transporte por Ferry. "La Agencia Medioambiental Europea ha confirmado que el sector marítimo contabiliza el 5% de las emisiones europeas del CO2, comparado con el 2% del sector aéreo", reclamó la 'low cost' irlandesa.

"Si este impuesto turístico va a ser presentado como una medida medioambiental, Ryanair cree que debería aplicarse igualmente a los pasajeros por ferry con el fin de evitar distorsiones en el mercado", aseguró.

"No es razonable que todo el mundo en Irlanda deba tomar parte de los problemas de las finanzas del Gobierno", señaló el presidente de la aerolínea, Michael O'Leary, quien solicitó al Ejecutivo irlandés que evite la duplicación de impuestos que se produciría en el aeropuerto de Dublín al aplicar la nueva tasa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies