Los islamistas jordanos rechazan sumarse a la comisión de reformas del Gobierno

Actualizado 16/03/2011 10:14:50 CET

AMÁN, 16 Mar. (Reuters/EP) -

Los opositores islamistas de Jordania han adelantado que no piensan sumarse a la comisión establecida por el Gobierno para debatir las reformas políticas, puesto que éste no abordará posibles cambios constitucionales que modifiquen el régimen monárquico. El Frente de Acción Islámico (IAF) --brazo político de los Hermanos Musulmanes-- es el partido mayoritario del país.

"No intervendremos en una iniciativa que no contempla ningún diálogo real. Reclamamos reformas constitucionales y no solo enmiendas a la ley electoral. Solo el rey (Abdalá II) puede dirigir un diálogo nacional", ha dicho el dirigente islamista Zaki Bani Rusheid.

Muchos colectivos son partidarios de que una mayoría parlamentaria sea la encargada de designar a los miembros del Gobierno. Hasta ahora, esta decisión corresponde solo al monarca.

El político independiente Labib Kamhawi dijo desconfiar del primer ministro, Marouf al Bajit, por su responsabilidad en las elecciones de 2007, sobre las que pesan sospechas de fraude. "Muchas de las figuras elegidas han participado en administraciones anteriores responsables de la confusión en la que el país se encuentra ahora. No pueden ser instrumentos de reforma", ha explicado.

Abdalá II ha pedido a la comisión --formada el lunes por legisladores, ex ministros y sindicalistas-- que debatan reformas electorales en un plazo de tres meses con el fin de lograr "un parlamento que represente a todos los jordanos y juegue un papel importante en el fortalecimiento de la justicia y el Estado de Derecho". Así se lo hizo saber al presidente del panel, Taher al Masri.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies