Israel advierte de una "dura respuesta" en caso de que el Ejército de Siria se acerque a la frontera

Avigdor Lieberman
AMIR COHEN / REUTERS - Archivo
Publicado 09/07/2018 14:26:44CET

JERUSALÉN, 9 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, ha advertido este lunes con una "dura respuesta" en caso de que el Ejército sirio avance hacia la zona fronteriza en los Altos del Golán.

"Por nuestra parte respetaremos el acuerdo de distensión de 1974 e insistimos en que se cumpla hasta la última letra", ha dicho, antes de recalcar que "cualquier violación se encontrará con una dura respuesta por parte del Estado de Israel".

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se declaró dispuesto el domingo a aprovechar su próxima visita a Rusia para reiterar que la presencia militar de Irán y sus aliados en Siria es inadmisible y que Damasco debe respetar la zona desmilitarizada en los Altos del Golán.

Netanyahu planea realizar del 11 al 12 esta visita a Rusia, ya la tercera en lo que va de año. Al reunirse este domingo con los miembros de su Gabinete, como hace cada semana, el primer ministro ha dejado claro que la situación en Siria centrará sus conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin.

"Primero, no toleraremos la presencia militar de Irán y sus satélites en Siria, ni cerca ni lejos de las fronteras; y, segundo, exigiremos que Damasco y su Ejército acaten estrictamente el acuerdo de 1974 sobre la interposición de la fuerzas", subrayó.

Dicho acuerdo, que puso fin a la llamada Guerra de Yom Kipur, prevé la permanencia de los cascos azules de la ONU en una zona desmilitarizada en los Altos del Golán para mantener separadas las tropas de Israel y Siria y, según los israelíes, ha recobrado actualidad con el comienzo de una ofensiva de las tropas regulares contra los rebeldes en el suroeste de Siria.

Las fuerzas rebeldes sirias confirmaron el viernes un acuerdo de alto el fuego mediado por Rusia en el este de la provincia de Deraa, que contempla la retirada de las milicias afines al Gobierno sirio de varias ciudades del sur del país.

Sin embargo, los rebeldes han afirmado este lunes que el Ejército ha cercado su enclave en la localidad de Deraa a pesar del acuerdo de alto el fuego y antes del inicio de la evacuación de los milicianos.

Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados están combatiendo a los rebeldes para intentar recuperar el control de la zona suroeste del país, uno de los últimos bastiones que mantienen los sublevados junto con la región del noroeste del país que hace frontera con Turquía.

El suroeste de Siria es una de las llamadas "zonas de distensión" acordadas en 2017 por Rusia, Jordania y Estados Unidos en un intento por reducir la violencia.

Antes del inicio de la ofensiva del Gobierno de Bashar al Assad, Estados Unidos advirtió de que respondería si se incumplía el acuerdo de la zona de distensión pero hasta el momento no ha actuado y los rebeldes aseguran que ya les han comunicado que no recibirán ayuda norteamericana.