Israel y Hamás acuerdan restaurar el alto al fuego tras la última escalada de tensiones

Bombardeo israelí sobre Gaza
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA
Publicado 21/07/2018 0:43:47CET

GAZA, 21 Jul. (Reuters/EP) -

Israel y Hamás han acordado restaurar el alto al fuego después de los enfrentamientos que han tenido lugar este viernes, en los que han fallecido al menos cuatro palestinos, según ha informado un portavoz de Hamás este sábado.

"Gracias a los esfuerzos por parte de Egipto y de Naciones Unidas se ha acordado volver a la era de calma entre Israel y las facciones palestinas", ha afirmado el portavoz de Hamás Fawzi Barhoum, citado por la agencia de noticias Reuters.

El Gobierno israelí no ha confirmado de manera inmediata el anuncio hecho por Barhoum, aunque de acuerdo con fuentes palestinas de Reuters, los enfrentamientos han cesado en la Franja de Gaza por el momento y la zona se encuentra tranquila.

Al menos un soldado israelí ha muerto este viernes por disparos efectuados por hombres armados cerca de la frontera con el sur de la Franja de Gaza, según ha confirmado el Ejército, en lo que sería la primera baja israelí en el marco del incremento de las tensiones en la zona desde finales de marzo.

Las fuerzas de Israel han llevado a cabo varios ataques contra puntos del enclave palestino y ha confirmado que ha alcanzado 15 objetivos del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en el norte de la Franja de Gaza.

Los ataques israelíes se han saldado con la muerte de al menos cuatro palestinos, tres de los cuales formaban de las Brigadas Ezzeldín al Qassam, brazo armado de Hamás, mientras que el cuarto era un manifestante civil. Los palestinos muertos han sido identificados como Muhamad Abú Farhané, Shaaban Abú Jatar, Muhamad Qishta y Mohamad Sharif Baduán.

Según las autoridades sanitarias en Gaza, al menos 120 residentes han resultado heridos. Además, las fuerzas israelíes han interceptado dos proyectiles disparados desde el enclave contra el país. Un tercero ha impactado en una zona abierta cerca del kibbutz de Nahal Ol, sin causar víctimas ni daños.