Israel intercepta una flotilla que salió de las costas de Gaza para intentar romper el bloqueo

Embarcaciones palestinas salen de Gaza para intentar romper el bloqueo de Israel
REUTERS / MOHAMMED SALEM
Publicado 10/07/2018 20:01:45CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Israel ha interceptado este martes una flotilla que salió de las costas de la Franja de Gaza para intentar romper el bloqueo al enclave, en el segundo suceso de este tipo en los últimos dos meses.

Un portavoz del Ejército israelí ha indicado en declaraciones al diario local 'The Jerusalem Post' que en el barco iban cerca de ocho palestinos, al tiempo que ha recalcado que el bloqueo "es una medida necesaria y legal".

"El Ejército seguirá aplicando (el bloqueo) y defendiendo las fronteras marítimas de Israel, así como a sus civiles", ha agregado.

Las autoridades israelíes interceptaron el 29 de mayo otra embarcación que intentó romper el bloqueo, tras lo que acusó al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) --que controla el enclave-- de "estar intentando llevar a cabo una operación de propaganda utilizando a su pueblo".

"El bloqueo naval es una medida de seguridad necesaria y legal que ha sido reconocida en reiteradas ocasiones por el mundo y Naciones Unidas como importante para la seguridad del Estado de Israel y sus fronteras marítimas, que protegen a los civiles israelíes ante el terrorismo", dijo entonces el Ejército de Israel, antes de recalcar que "continuará aplicando el bloqueo naval y defendiendo sus fronteras marítimas".

El intento de mayo tuvo lugar aproximadamente ocho años después del asalto contra el buque 'Mavi Marmara', interceptado por Israel en aguas internacionales el 31 de mayo de 2010 cuando se dirigía a Gaza, un incidente que se saldó con la muerte de diez activistas.

El 'Informe Palmer', publicado tras el suceso, resolvió que Israel había utilizado una fuerza innecesaria y extrema pero que el bloqueo sobre el territorio costero es legal, punto muy discutido desde el momento de la publicación del texto.

En septiembre de 2011, un panel de expertos independientes de Naciones Unidas rechazó dicha conclusión y argumentó que el bloqueo impone un castigo colectivo a los gazacíes "en flagrante contradicción con los Derechos Humanos y el Derecho Humanitario".

Contador