Kadima se mantiene a la cabeza mientras el Likud pierde terreno pese a la victoria de Hamás, según sondeo

Actualizado 02/02/2006 10:25:10 CET

JERUSALEN, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La victoria del movimiento radical islámico Hamás en las elecciones palestinas no parece haber tenido los efectos que se esperaba en el electorado israelí y, según la última encuesta publicada hoy por el diario 'Haaretz' y el Canal 10 de televisión, el partido del primer ministro Ariel Sharon, el Kadima, se mantiene a la cabeza, aunque cede un escaño en las intenciones de voto, mientras que el Likud (derecha) pierde también un escaño.

Si las elecciones generales israelíes, previstas para el 28 de marzo, se celebraran ahora, el Kadima se haría con 43 escaños --uno menos--, mientras que los laboristas se mantendrían en los 21 escaños, y el Likud, en lugar de verse reforzado por la victoria de Hamás, cedería un escaño y caería hasta los 13, según este sondeo realizado el martes por Dialog sobre una muestra de 650 personas.

En cuanto al resto de partidos, apenas experimentan cambios en las intenciones de voto. La campaña de miedo contra Hamás llevada a cabo por el líder del Likud Benjamin Netanyahu y sus consejeros no parece haber beneficiado al partido, como tampoco lo han hecho las afirmaciones del líder laborista, Amir Peretz, de que lo ocurrido en los territorrios palestinos servirá para reducir las diferencias entre laboristas y el Kadima de cara al establecimiento de una "agenda social".

No obstante, ambos partidos todavía podrían convencer al 32% de los encuestados que afirman que todavía "hay una opción" de que cambien de opinión antes de las elecciones, pero no está claro en qué sentido, destaca el diario. De hecho, preguntados sobre si habían cambiado de decisión tras la victoria de Hamás, sólo el 5% de los consultados respondieron de forma afirmativa.

En cuanto a la valoración de Ehud Olmert como primer ministro en funciones, su votación permanece prácticamente invariada --6,52 frente al 6,47 en una escala del 1 al 10--. Sin embargo, si lo que se pregunta es sobre si es el más adecuado para ser primer ministro, Olmert cede terreno frente a Peretz: el 33% para el primero frente al 22% para el segundo, mientras que hace tres semanas Olmert contaba con el 44% y Peretz sólo con el 13%. Por su parte, Netanyahu se mantiene sin cambios en tercer lugar.