Israel lanza octavillas y gases lacrimógenos para impedir acercamientos a la valla fronteriza de Gaza

Un palestino entre el humo dejado por los objetos lanzados por drones israelíes
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA
Publicado 14/05/2018 9:31:59CET

FRONTERA DE GAZA CON ISRAEL, 14 May. (Reuters/EP) -

Las Fuerzas de Defensa de Israel han lanzado octavillas y gases lacrimógenos en territorio de la Franja de Gaza desde primera hora de este lunes para impedir que los palestinos se aproximen a la valla fronteriza en la víspera del último día de manifestaciones de protesta para reclamar el retorno de los refugiados palestinos.

Se espera que las movilizaciones aumenten este lunes, coincidiendo con el septuagésimo aniversario de la fundación del Estado de Israel y el día en que se va a abrir oficialmente la nueva Embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

En la localidad de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, las fuerzas israelíes han disparado con munición real y han herido en la pierna a un manifestante palestinos, según han informado médicos y testigos palestinos.

Las movilizaciones, celebradas en el marco de la llamada 'Gran Marcha del Retorno', alcanzarán su clímax este martes, el día en que los palestinos recuerdan la 'Nakba' (Catástrofe), cuando en 1948 cientos de miles de palestinos tuvieron que abandonar sus hogares.

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), el grupo islamista que gobierna la Franja de Gaza, ha prometido grandes movilizaciones d masas en el territorio costero palestino durante los próximos dos días.

Las autoridades de Israel acusan a Hamás de estar utilizando las protestas como una cobertura para lanzar ataques contra la valla fronteriza que separa Gaza de Israel y contra los militares israelíes destacados en esa zona. Hamás ha negado esas acusaciones.

Las octavillas lanzadas por las Fuerzas de Defensa de Israel aconsejan a los residentes gazatíes que no se aproximen a la valla fronteriza ni "intenten sabotearla". Las octavillas definen a los manifestantes como "alborotadores" y piden a los residentes que no se dejen utilizar como "herramienta" a favor de Hamás.

También señalan que las fuerzas militares israelíes "continuarán operando contra los que desean dañar la seguridad de Israel". Las Fuerzas Armadas israelíes han matado a 45 palestinos desde que comenzaron las protestas el 30 de marzo, según datos de las autoridades sanitarias palestinas, sin que se hayan registrado bajas israelíes. La respuesta militar israelí a las manifestaciones ha recibido críticas internacionales.

Las Fuerzas de Defensa israelíes sostienen que sus tropas están actuando para defender la frontera y que disparan de acuerdo con sus reglas de enfrentamiento. Testigos palestinos han dicho que las aeronaves israelíes han lanzado materiales inflamables para quemar los neumáticos que los manifestantes han acumulado para incendiarlos y llevarlos hacia la valla fronteriza posteriormente.

Varios testigos han dicho que los israelíes también han lanzado gases lacrimógenos hacia las tiendas de campaña instaladas cerca de la valla fronteriza de Gaza con Israel. El ministro de Educación de Israel, Naftali Bennett, ha contado a Israel Radio que el Gobierno tratará la valla fronteriza como "un muro de hierro" y que cualquiera que se aproxime será tratado como un "terrorista".