Israel levantará hoy el embargo de combustible y medicamentos en la Franja de Gaza

Actualizado 22/01/2008 9:52:17 CET

JERUSALÉN, 22 Ene. (Reuters/EP) -

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ha accedido a permitir, a partir de hoy, el suministro de combustible para la central eléctrica de la Franja de Gaza, así como de medicinas, para aliviar la posible crisis humanitaria de este territorio palestino. Numerosas voces oficiales en Occidente y el mundo musulmán se han pronunciado en contra de un embargo considerado como un "castigo colectivo".

La decisión de flexibilizar el bloqueo, anunciada este lunes por el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, permitirá a la Unión Europea reanudar las entregas de combustible industrial a la principal central eléctrica del territorio controlado por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). La central, que depende del combustible financiado por Europa, cerró el domingo sus dos turbinas, sumiendo gran parte de la ciudad de Gaza en la oscuridad después de que Israel cerrara el viernes los pasos fronterizos.

La Comisión Europea había instado a Israel a que reanudara los suministros de combustible y abriese los cruces fronterizos con el argumento de que este "castigo colectivo" empeoraría la situación y no ayudaría a evitar ataques.

El ministerio de Defensa israelí indicó que también permitirá hoy la entrada de combustible diésel para generadores, así como de gas para cocinar. No obstante, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores manifestó que las restricciones sobre el combustible para vehículos siguen en vigor.

Israel dará así marcha atrás a una medida que entró en vigor el pasado viernes, aunque ya desde junio, coincidiendo con la toma del poder en la Franja por parte de Hamás, ordenó un embargo muy restrictivo que ha asfixiado la economía del territorio y no ha frenado el lanzamiento de cohetes caseros contra territorio israelí, el argumento esgrimido por Tel Aviv para mantener su política.

DISTRIBUCIÓN DE ALIMENTOS

Diversas agencias internacionales y grupos de Derechos Humanos han denunciado este bloqueo y han advertido de que los hospitales de Gaza se quedarían sin medicamentos y combustible para los generadores en pocos días.

Incluso la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) había advertido de que tendría que suspender la distribución de alimentos a 860.000 palestinos en este territorio antes del jueves si no se suspendía el bloqueo.

Amnistía Internacional, por su parte, también calificó de "castigo colectivo" la medida, ya que perjudica a la población "más vulnerable" y "no a los violentos que lanzan cohetes contra Israel", por lo que instó al Estado hebreo a levantar "inmediatamente" la medida.

Habrá que esperar a que hoy se concrete el alcance del levantamiento del embargo anunciado por Israel, país que se empeña en subrayar que el 75% de las necesidades eléctricas de la Franja son cubiertas gracias al suministro proporcionado directamente por Israel y por Egipto.

Además, la decisión israelí ha puesto en una situación difícil al presidente palestino, Mahmud Abbas, y a las negociaciones de paz abiertas con el Gobierno israelí. El principal rival de Abbas, Hamás, ha pedido el fin inmediato de estas conversaciones como protesta por el bloqueo.

MUEREN EN HOSPITALES

Cuatro horas después del apagón, Hamás anunció que cinco palestinos habían fallecido en varios hospitales debido al corte de electricidad, por lo que todos los centros sanitarios de la región ya han expresado su preocupación por lo que puede ocurrir si la situación se prolonga.

El director del hospital de Shifa, el mayor de Gaza, advirtió de que "decenas de personas" podrían morir si el centro se queda sin combustible, ya que sólo tienen reservas para accionar los generadores durante cuatro días.

"Tenemos un suministro de combustible de emergencia para cuatro días, pero estamos muy preocupados por el funcionamiento de los generadores ya que puede haber errores técnicos o mecánicos con ellos", explicó el director, Hasan Jalaf, a la agencia de noticias de la ONU, IRIN. "De ocurrir esto, decenas de personas morirán, incluidas las que están en la Unidad de Cuidados Intensivos así como unos 30 bebés prematuros que están en incubadoras", advirtió Jalaf.

El otro gran hospital de la Franja, el Hospital Europeo de Gaza, anunció que se ha visto obligado a suspender también las operaciones quirúrgicas. Además, Hamás reconoció que cinco palestinos habían fallecido en varios centros sanitarios debido al corte de electricidad, por lo que todos los de la región expresaron su preocupación ante lo que podría ocurrir.

Los residentes del territorio controlado por Hamás amanecieron con las calles prácticamente sin tráfico, los comercios cerrados y poco abastecimiento de combustible debido a las restricciones israelíes y a que la principal planta de energía de Gaza está cerrada desde el domingo.

Sin embargo, desde Israel aseguran que no existe crisis humanitaria en la Franja de Gaza, donde viven alrededor de 1,5 millones de personas. "No hay una crisis humanitaria. No es correcto. Ciertamente, Israel hará todo para evitar una crisis humanitaria", dijo Amos Gilad, funcionario de alto rango del Ministerio de Defensa israelí, quien acusó a los palestinos de hacer una campaña de propaganda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies