Israel no juzgará al agente secreto que mató a dos jordanos en la Embajada israelí en Amán

Policías jordanos junto a la Embajada israelí en Amán
REUTERS / STRINGER .
Publicado 21/01/2018 12:42:36CET

JERUSALÉN, 21 Ene. (Reuters/EP) -

El guardia de seguridad de los servicios secretos que mató a tiros a dos jordanos en la Embajada israelí en Amán el pasado mes de junio finalmente no será juzgado, como pedían las autoridades jordanas, han informado dos fuentes distintas israelíes. El caso provocó importantes tensiones en las relaciones bilaterales.

La muerte de los dos jordanos --uno de ellos un obrero-- se explicó en un primer momento por un supuesto ataque con un atornillador y la reacción en defensa propia, pero finalmente ha trascendido que Israel ha accedido a abonar una compensación de cinco millones de dólares por este incidente.

Las fuentes israelíes han explicado que las consecuencias del caso se limitarán a una revisión de los protocolos de seguridad y a "compartir los resultados con los jordanos", según una fuente diplomática.

Una segunda fuente oficial israelí al ser interrogada este domingo por si sería posible un proceso judicial contra el agente ha respondido con un rotundo "de ninguna manera" en declaraciones bajo condición de anonimato.

Jordania ha asegurado que Israel se ha disculpado por estas muertes, que se ha comprometido a compensar a los allegados de las víctimas y a "aplicar medidas legales", por lo que esperaba que se juzgara al guardia por homicidio. Sin embargo, la fuente diplomática israelí asegura que Israel no se ha disculpado, sino que ha "expresado su pesar".

El responsable de las muertes fue repatriado apelando a su inmunidad diplomática y fue recibido como un héroe y saludado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, lo cual molestó a Jordania.

El propio Netanyahu manifestó el sábado por la noche a través de Twitter su agradecimiento a los diplomáticos estadounidenses Jared Kushner y Jason Greenblatt, mediadores en esta crisis con Jordania.

No es la primera vez que las relaciones con Jordania se tensan. En 1994 ambos países firmaron un tratado de paz, pero durante el primer mandato de Netanyahu (1996-99), agentes secretos israelíes fueron sorprendidos en plena calle de Amán pulverizando veneno en un oído al dirigente de Hamás Jaled Meshaal. Los agentes fueron devueltos a Israel a cambio del antídoto y de la liberación del líder de Hamás Ahmed Yasín.