Turquía subraya la actitud Siria para alcanzar la paz con Israel e intenta alentarles a la negociación

 

Turquía subraya la actitud Siria para alcanzar la paz con Israel e intenta alentarles a la negociación

Actualizado 16/08/2007 22:12:31 CET

Un ministro sirio critica la ayuda para armamento de EEUU en Oriente Próximo porque, dice, podría emplearse al servicio de la paz

JERUSALÉN, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Fuentes diplomáticas turcas, que tratan de mediar para impulsar una nueva ronda de negociaciones de paz entre Israel y Siria, destacaron hoy las recientes declaraciones o "retórica positiva" del vicepresidente sirio, Faruk Al Shara, así como el discurso de investidura que el presidente, en su segundo mandato, Bachar el Assad, pronunció el pasado julio, como signos positivos que podrían allanar el camino hacia la paz, al tratarse, dijeron las fuentes, "de esfuerzos de propaganda orientada a la paz".

Turquía intenta dar un impulso al inicio de las conversaciones de paz entre Israel y Siria, y sostiene que el primero no debe considerar al segundo como aliado de Irán porque Teherán y Damasco difieren en temas regionales, según publicó hoy el diario israelí 'Haaretz'.

En medio de la creciente tensión entre Siria e Israel, fuentes turcas aseguraron que es más fácil conseguir la paz con Siria que llegar a un acuerdo con los palestinos, al percibir el reciente discurso del presidente sirio como una "oportunidad especialmente positiva para retomar las negociaciones".

Los diplomáticos turcos hicieron notar que, en el mismo, El Assad se abstuvo de reiterar su anterior insistencia de retomar las conversaciones en el punto en que quedaron estancadas en el año 2000 las negociaciones, aunque sí exigió que Israel acordada por escrito su disposición a abandonar los Altos del Golán, territorio sirio que Israel ocupó en 1967 y posteriormente se anexionó.

"NO QUEREMOS GUERRAS"

"Esperemos que la guerra no estalle. No queremos guerras; queremos vivir en paz en nuestras tierras, y en las tierras de nuestros ancestros", reiteró hoy por su parte el ministro de Asuntos sobre Expatriados sirio, el doctor Buthania Shaban, quien criticó la política de aislamiento por parte de Estados Unidos hacia Siria, al considerar que "el hecho de que exista la posibilidad de una guerra es el resultado de una política que se niega a hablar con ciertos Estados".

Shaban, que ha sido traductor para el presidente sirio, aseguró durante una entrevista televisiva a la BBC, que el millón de dólares que se está invirtiendo en armamento --en alusión a los 30.000 millones de dólares comprometidos por Washington a Israel-- podría ser enviado para estabilizar la región y crear una fundación de paz y justicia.

A pesar de la negativa oficial, el sentimiento general en Siria es que una guerra podría iniciar pronto, según 'Haaretz'. Un grupo de árabes en Israel, que cuentan con muchos familiares en Siria, dijo que la población siria se está preparando para la guerra y que los rumores que emanan actualmente están relacionados con la sensación de que la guerra estallará en un futuro cercano.

SIRIA NO ES IRÁN

En cuanto a la complicada relación entre Siria e Irán, los diplomáticos turcos dijeron que el régimen de El Assad no debe pensarse que está sujeto al control de Irán. Hicieron hincapié en que Siria e Irán difieren en muchos temas clave, como el futuro del Estado palestino, Líbano, y la cuestión de perseguir o no conversaciones de paz con Israel.

Prueba de ello, subrayaron las fuentes, fue la presión que Siria ejerció sobre Hamás para ratificar el Acuerdo de la Meca firmado en febrero por las facciones palestinas rivales, Al Fatá y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). Damasco presionó al entonces primer ministro, Ismail Haniyeh, de Hamás, para que firmara el acuerdo a pesar de la resistencia iraní a las condiciones.

El grupo de mediadores turcos está actuando bajo el supuesto de que el prospecto de nuevas conversaciones de paz entre Israel y Siria es más factible que un acuerdo permanente entre Jerusalén y los palestinos.

Ankara considera que la disputa fronteriza entre Israel y los palestinos es un problema regional que afecta a varios países de la zona, mientras que la cuestión de los refugiados palestinos es un problema nacional de los árabes. Asimismo, el conflicto por la jurisdicción de los lugares sagrados para musulmanes y judíos es visto como una cuestión de índole religiosa.

Por lo tanto, Turquía se opone a la política de contención impuesta por Estados Unidos contra Siria, el régimen de Hamás en la Franja de Gaza e Irán. Ankara sostiene que juntar a los tres Estados en un mismo eje podría crear un único y desafiante frente contra los intereses moderados y llevar a Siria y a Hamás a fortalecer sus relaciones con Irán.

Las fuentes turcas consideran que la disputa palestina interna entre Hamás y Fatá no puede llegar a una solución todavía. Sin embargo, reconocen que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, no puede ofrecer a Israel ninguna solución viable sin antes asegurarse el apoyo de Hamás. Es por ello que Turquía decidió mantener sus vínculos con Hamás, a diferencia de Washington y Tel Aviv.

"Quizá Estados Unidos se dé cuenta de que la postura de Turquía es la correcta, justo cuando llegó a la conclusión de dialogar con Irán la situación de Irak" dijo uno de los oficiales turcos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies