Tzipi Livni obtiene la victoria en las elecciones internas del Kadima con un 43,1 por ciento de los votos

Actualizado 18/09/2008 7:36:14 CET

TEL AVIV, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, obtuvo ayer una estrecha victoria en las elecciones internas del partido gubernamental, Kadima, lo que le permitirá optar a la sucesión de Ehud Olmert como primer ministro.

Aunque se vaticinaba una amplia victoria, de más de diez puntos por encima de su principal rival, el ministro de Transportes y general retirado Saúl Mofaz, algunos partidos políticos aseguraron que finalmente el margen fue de tan sólo un punto.

Tras una noche intensa de recuento de votos, el portavoz del partido gubernamental Shmuel Dahan, anunció en un comunicado la victoria de Livni con el 43,1 por ciento de los votos frente a los 42,0 por ciento que obtuvo su rival. "Kadima tiene hoy una nueva presidenta. Es Tzipi Livni", reza el informe.

Los negociadores palestinos se encontraban entre aquellos que aplaudieron su victoria antes de que se conociesen los resultados oficiales, ya que Livni ejerció de negociadora principal en las conversaciones iniciadas hace diez meses en Annapolis, en Estados Unidos, informó Reuters.

COALICIÓN

Eli Yishai, líder del partido sefardí Shas, dijo hoy que si la ministra de Asuntos Exteriores quiere formar una coalición gubernamental con su partido, debe cumplir los requisitos impuestos por el Shas.

"Si Livni quiere formar un Gobierno nuevo, tiene que cumplir los requisitos propuestos", dijo Yishai. "Si es extorsión destinar dinero a los niños, entonces somos extorsionistas", dijo en respuesta a los comentarios del ex ministro de Exteriores y legislador laborista, Ofir Pines-Paz, quien añadió que si Livni sucumbe a la extorsión, el Partido Laborista no formará coalición.

La probabilidad de que se forme un Gobierno es similar a la probabilidad de que se celebren elecciones generales. "Si Livni sucumbe a cada demanda y a la extorsión, entonces tendrá que dejar de contar con nosotros", agregó Pines-Paz, según informó el diario israelí 'Haaretz'.

En caso de que no prospere el gabinete que proponga Livni, se celebrarán elecciones generales en un plazo posterior de 90 días, tras el cual se reiniciará el proceso de formación de Gobierno. Ehud Olmert permanecería como primer ministro en funciones hasta que la Knesset, el Parlamento israelí, aprobase el nuevo gabinete.

Asimismo, un diputado del Partido Laborista, Shelly Yachimovitch, dijo que se debería convocar elecciones generales y aceptar el veredicto de los votantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies