Ascienden a 19 los muertos por la explosión en un tren en Viareggio

Actualizado 02/07/2009 19:13:56 CET

ROMA, 2 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno) -

El balance de víctimas mortales del accidente de tren que tuvo lugar en la madrugada del lunes al martes en la ciudad de Viareggio, en el norte de Italia, ha aumentado a 19, según los últimos datos facilitados por las autoridades italianas.

La última fallecida es una mujer que se hallaba ingresada en el servicio de reanimación de un hospital de la zona. Antes de ella había muerto otro herido que también se encontraba en estado crítico y que dejó de respirar hacia las dos de la pasada madrugada.

El accidente, que también causó 30 heridos, una veintena de los cuales se encuentran en estado muy grave, tuvo lugar cuando un tren de mercancías que transportaba gas licuado de petróleo explotó a su paso por la estación de Viareggio, que se halla en pleno centro urbano. La explosión provocó el derrumbe de varios edificios, mientras que otros muchos sufrieron daños de diversa índole y también tuvieron que ser evacuados.

Las autoridades del país han abierto dos investigaciones paralelas para averiguar las causas del accidente. La primera depende del Ministerio de Infraestructuras, mientras que la otra corre a cargo de la Magistratura.

Uno de los principales problemas que los equipos sanitarios tienen que afrontar es la identificación de las víctimas, muchas de las cuales han quedado completamente carbonizadas. Por esta razón, la Magistratura ha nombrado una comisión de peritos para que realice las pruebas de ADN.

Por el momento sólo han podido ser identificadas completamente tres víctimas, mientras que de otras 12 los forenses sólo cuentan con algunos elementos sobre su identidad. De las demás todavía no se sabe quienes son.

En medio de tanta desgracia, las autoridades locales recibieron hoy la buena noticia de que una de las familias que se daba por desaparecida en realidad estaba de vacaciones y, por lo tanto, se encuentra sana y salva.

Según indicó el alcalde de Viareggio, Luca Lunardini, ahora sólo quedan dos personas en paradero desconocido. A medida que pasan las horas, es menos probable que sus cuerpos se encuentren bajo los escombros de los edificios derribados.

Por lo que respecta a las causas de la tragedia, todo parece indicar que se trató del fallo de un "componente mecánico" del tren, según indicó el fiscal de Lucca, cercana a Viareggio, Aldo Cicala. Este fallo estructural fue el que hizo descarrilar el tren, lo que provocó la fuga de gas que luego generó la explosión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies