Decenas de miles de italianos toman las calles para celebrar la victoria 'azzurra' en el Mundial de Alemania

 

Decenas de miles de italianos toman las calles para celebrar la victoria 'azzurra' en el Mundial de Alemania

Actualizado 10/07/2006 3:06:20 CET

ROMA, 10 Jul. (EP/AP) -

Las plazas de Roma y Milán, con todo el pueblo italiano en la calle, estallaron esta noche en gritos y se iluminaron con fuegos artificiales para celebrar el cuarto título mundial de Italia, la selección 'azzurra', tras ganarle a Francia la final de Berlín en la tanda de penaltis.

Apenas Fabio Grosso anotó el último y decisivo lanzamiento desde los once metros, miles de aficionados en ciudades grandes y pequeñas salieron a las calles ondeando banderas italianas. En Roma, los hinchas saltaron encima de sus vehículos en uno de los barrios más cercanos del Vaticano.

Y en el pueblo vinícola de Soave, en los alrededores de Verona, los residentes prendieron fuegos artificiales en celebración. "Es un triunfo espectacular", dijo el alcalde romano Walter Veltroni. "Toda Italia abraza a la Azzurri y mañana Roma les dará el tributo que se merecen con una enorme y extraordinaria celebración en el Circo Massimo", apuntó.

El primer ministro Romano Prodi observó el partido en Bolonia con su esposa Flavia y el ministro de defensa Arturo Parisi. Cuando Grosso metió el último lanzamiento, todos saltaron de felicidad, según la agencia Ansa.

En Milán, unos 150.000 tifosi vieron el partido en la Piazza del Duomo, gritando y ondeando la bandera tricolor de su país. La escena era la misma en todo el país. En el Circo Massimo romano, uno de los lugares preferidos para las celebraciones en masa, unas 200.000 personas observaron el encuentro en tres pantallas gigantes.

Los hinchas napolitanos se congregaron en la Piazza del Plebiscito, mientras que en Florencia las mayores celebraciones se dieron en la Piazza de Michelangelo, un lugar famoso por su espectacular vista de la ciudad toscana.

La final en Berlín detuvo al país. Conciertos y obras de teatro fueron cambiados de fecha, algunos cines cerraron temprano, y las calles estaban desiertas antes del silbato inicial. En Sicilia, las procesiones religiosas fueron adelantadas o pospuestas para evitar que coincidieran con el partido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies