Frattini confía en que Zapatero intervendrá para frenar polémica entre España e Italia sobre inmigración

Actualizado 19/05/2008 14:06:13 CET

ROMA, 19 May. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El ministro de Exteriores de Italia, Franco Frattini, confió hoy en que el presidente del Gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, intervendrá para evitar nuevas declaraciones "inútilmente polémicas" y que además van "contra la dirección" que ha tomado el Ejecutivo español en temas de inmigración.

Frattini hizo estas declaraciones durante una entrevista a la televisión Canale 5 en relación con la polémica abierta tras las críticas manifestadas por algunos miembros del Gobierno hacia la política de inmigración del nuevo Gobierno Berlusconi.

En un primer momento la polémica surgió a raíz de unas declaraciones emitidas por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y que posteriormente aclaró, asegurando que se trataba de una condena a los "incidentes concretos" relacionados con "la violencia, el racismo y la xenofobia" que tuvieron lugar la semana pasada en Italia contra algunas comunidades de gitanos.

Sin embargo, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, volvió ayer a la carga, al asegurar que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, "quiere criminalizar al diferente". Frattini calificó las declaraciones de Corbacho como "imprudentes y extemporáneas". Además, "van en contra de la dirección que el mismo Zapatero había dado" en la Cumbre que tuvo lugar en Lima entre la Unión Europea y América Latina.

"Confío en que el presidente español quiera de algún modo explicar, indicar, ordenar, encotrad vosotros la palabra, a sus ministros que eviten estas declaraciones que son inutilmente polémicas y van en contra de la dirección tomada por el Gobierno español", declaró.

Frattini añadió que es "interés de España, más allá del de Italia, tener una colaboración mediterránea" y "europea" para gobernar las políticas migratorias. "España entiende perfectamente" que sin esta colaboración los flujos migratorios que hoy llegan a Lampedusa (sur de Italia), "mañana volverán a llegar a Canarias con la misma fuerza con que llegaban cuando yo era responsable europeo de inmigración, y sé bien cuántos llegaban", aseguró.

Asimismo, recordó que precisamente, ha sido la "mano dura" de Zapatero la que ha "expulsado a decenas de miles de personas con métodos diría que muy rigurosos y muy severos". De hecho, ha sido "el rigor de Zapatero" el que "en dos años ha hecho disminuir en un 70% los flujos de clandestinos que viajaban a las Canarias", concretó.

Frattini se entrevistará esta mañana con el embajador de Italia en España, Pasquale Terracciano, según anunció él mismo, para reiterar que "Italia está dispuesta a colaborar de modo intenso con los españoles para patrullar conjuntamente el Mediterráneo meridional", detalló. Hay una área que interesa a ambos países, ya que "los inmigrantes que llegan de Argelia, a veces van hacia Cerdeña y otras hacia las Baleares", añadió.

POLÉMICA DECLARACIONES AIDO

Además de Corbacho, la ministra de Igualdad, Bibiana Aido, contribuyó a aumentar la tensión con Italia después de declarar al diario 'El País' que le pagaría un psiquiatra a Berlusconi, "aunque no sé si sería demasiado efectivo". "Le harían falta muchas sesiones", añadió.

En declaraciones al diario 'Corriere della Sera', el ministro italiano para las Políticas Comunitarias de Italia, Andrea Ronchi, pidió hoy a Zapatero que "tome distancias del bajo tono utilizado por la ministra Bibiana Aido, que dando por loco a Berlusconi también ha dado por locos a los italianos que lo han votado y lo han elegido".