El Gobierno apoya a los jueces ante posible caso de espionaje en su contra por parte de los servicios secretos

Actualizado 05/07/2007 22:44:45 CET

ROMA, 5 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El Gobierno italiano manifestó hoy su "plena y total confianza en el trabajo de los magistrados", cuyo Consejo Superior (CSM) denunció ayer la posible responsabilidad directa de los servicios secretos de Italia (Sismi) en actividades de espionaje contra jueces, tanto italianos como extranjeros, perpetradas entre 2001 y 2006.

En un comunicado oficial, el Gobierno reclamó una "rápida" y "completa" clarificación "de cuanto se ha denunciado e hipotizado", mientras que, por su parte, el ministro de Justicia, Clemente Mastella, remarcó la importancia que reviste el caso, al crear tensiones entre instituciones de vital importancia.

Mastella, que hizo estas declaraciones durante una comparecencia en el Parlamento, añadió que "sólo el completo conocimiento de los acontecimientos reales" activará las "intervenciones normativas específicas", según recoge la prensa italiana.

Sin embargo, en la nota oficial del Ejecutivo que dirige Romano Prodi se matiza que la investigación "hace referencia a material recogido en el pasado", al tiempo que asegura que "la nueva cúpula del Sismi está fuertemente comprometida (...) con una intensa y coherente actividad para proteger a las instituciones, los ciudadanos y el país".

"Cualquier eventual abuso de autoridad" contra "personas, categorías o asociaciones, no se corresponde con la correcta gestión de un cometido tan delicado e importante", agrega el comunicado.

El documento de denuncia aprobado ayer por el CSM de Italia acusaba directamente a los servicios secretos del país y no a "sectores derivados" de éstos de haber ordenado y llevado a cabo actividades de espionaje ilegales contra diversos jueces desde el año 2001, momento en que Nicoló Pollari estaba al frente de estos servicios.

Pollari es también uno de los imputados en el proceso contra 33 personas -todas ellas, ex agentes de los servicios secretos de Italia (Sismi) y de Estados Unidos (CIA)-- por el secuestro del ex imán de la mezquita de Milán Abu Omar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies