El Gobierno italiano informará al Senado sobre el caso del presunto secuestro de un imán de Milán por la CIA

Actualizado 10/07/2006 21:27:30 CET

ROMA, 10 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Gobierno italiano informará mañana a la Comisión de Asuntos Constitucionales y Defensa del Senado sobre la detención de dos miembros de los servicios secretos italianos (SISMI) acusados de haber participado en el presunto secuestro por parte de la CIA del imán Abu Omar en Milán en febrero de 2003.

Además de la comparecencia de miembros del Gobierno en el Senado, también será interrogado mañana el general Giovanni Pignero, que por motivos de salud se encuentra en arresto domiciliario desde el pasado 5 de julio. Junto a Pignero fue arrestado el director de la primera división de los Servicios de Inteligencia y del contraespionaje, Marco Mancini, que fue interrogado en la cárcel de San Vittore de Milán el pasado viernes durante más de seis horas.

La magistratura también ordenó la detención de otras cuatro personas, los miembros de la CIA, Ralph Russomando, Sabrina de Sousa y Jeff Castelli, responsable del organismo en Italia, y Joseph Romano, responsable de la seguridad de la base estadounidense de Aviano, en Italia. Todos ellos están en paradero desconocido.

Según la magistratura, el antiguo imán de una mezquita de Milán Hassan Mustafa Osama Nasr, conocido como Abu Omar, "fue secuestrado por sujetos que pertenecían a estructuras de servicios de inteligencia extranjeros para someterle a interrogatorios, neutralizarlo y después entregarlo a las autoridades egipcias".

Posteriormente, el ex imán habría sido trasladado a la base norteamericana de Aviano, en territorio italiano, y tras serinterrogado fue enviado a Egipto, donde se encuentra arrestado.

El fiscal adjunto de Milán, Armando Spataro, hace unos meses también pidió el arresto de otros 22 agentes de la CIA que participaron en el secuestro pero el anterior ministro de Justicia, Roberto Castelli, negó el envío de las cartas rogatorias.

Por ahora, el actual ministro de Justicia del gobierno de centro izquierda, Clemente Mastella, explicó que aún no recibió la petición por parte del Tribunal de Milán de arrestó de los 26 norteamericanos y tampoco aclaró si enviará la documentación.

Por otra parte, el ex presidente de la República Francesco Cossiga visitó hoy en la cárcel a Mancini y en su personal batalla para la defensa de los servicios secretos, confirmó que en breve presentará una denuncia contra los fiscales milaneses por "violación de la leyes sobre la tutela de los secretos de Estado".

Según Cossiga, el verdadero objetivo de la investigación no es "Marco Mancini ni el director del SISMI, Nicola Pollari, sino un político que formaba parte del gobierno de Silvio Berlusconi y que se ocupaba de los servicios secretos".

En estos días, el subdirector del diario 'Libero', Renato Farina, confesó que colaboró con los servicios secretos italianos. Farina, que está siendo investigado por manipulación de información, declaró durante siete horas ante los fiscales de Milán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies