Italia reducirá de diez a cinco años el tiempo necesario para poder pedir la ciudadanía

Actualizado 04/08/2006 15:56:10 CET

ROMA, 4 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Consejo de Ministros italiano aprobó hoy un decreto ley, que ahora tendrá que ser aprobado por el Parlamento, para reducir de los actuales 10 años de residencia a sólo 5, el tiempo para que un extranjero pueda obtener la ciudadanía italiana.

El ministro del Interior, Giuliano Amato, había anunciado varias veces el decreto para adecuar la legislación a las normativas de la Unión Europea, así como para llevar a cabo "políticas efectivas de integración".

Si la medida pasa la aprobación del Parlamento, los extranjeros mayores de 18 años residentes en Italia "legalmente y desde hace cinco años seguidos" podrán pedir la ciudadanía italiana, mientras que en el caso de los menores nacidos en Italia de padres extranjeros, servirá para obtener la ciudadanía que uno de los progenitores tenga la residencia en Italia desde al menos cinco años.

Según Cáritas, se podrán beneficiar inmediatamente de esta novedad unos 900.000 extranjeros, mientras que en 2008, los que podrán obtener la ciudadanía tras cinco años de residencia serán un millón y medio de personas. En cuanto a los menores que pueden gozar de esta posibilidad serán unos 600.000, aunque el Ministerio del Interior cifra que será sólo una parte, unas 20.000 o 30.000 personas en 2006.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies