Gadafi, recibido con todos los honores por Berlusconi y Napolitano en su primera visita a Italia

Actualizado 10/06/2009 18:28:51 CET

Parlamentarios protestan contra intervención de Gadafi ante el Senado italiano prevista para mañana

ROMA, 10 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno) -

El dirigente libio, Muamar Gadafi, llegó hoy a Roma, la capital italiana, donde fue recibido con toda clase de honores por el primer ministro de este país, Silvio Berlusconi, y el presidente de la República, Giorgio Napolitano, en la que constituye su primera visita a la antigua potencia colonial.

El mandatario africano, que aterrizó en el aeropuerto de Ciampino, vestía uniforme de coronel, gafas de sol y una gorra militar. Descendió del avión acompañado de un anciano descendiente de uno de los héroes que combatieron contra los italianos durante la época colonial, Omar Al Muktar.

De hecho, siguiendo la línea de la provocación que le caracteriza, Gadafi se presentó ante las más altas autoridades italianas con una fotografía de Omar Al Muktar pegada en el pecho, como si se tratara de una condecoración.

La visita de Gadafi se enmarca en los acuerdos de amistad con los que Italia y Libia están intentando pasar definitivamente la página de la época colonial y llegar a nuevos pactos bilaterales en materia económica y de inmigración.

Gracias a estos acuerdos, Libia intensificará su colaboración con Italia para interceptar a los inmigrantes que intenten llegar a Europa a través del país transalpino partiendo de las costas libias.

El dirigente libio, que fue acogido por Berlusconi con todos los honores en el aeropuerto de Ciampino, fue recibido por el presidente Napolitano en el Palacio del Quirinale. A la salida, aseguró que "la Italia de hoy no es como la de ayer" y que esto es así gracias a Berlusconi, que "ha querido dar una señal de condena con respecto al pasado", remarcó.

Esta tarde, Gadafi será recibido por el 'premier' italiano en la sede del Gobierno. Entre otras cuestiones, ambos mandatarios abordarán el tema de la repatriación inmediata a Libia de todos aquellos inmigrantes que sean interceptados en aguas internacionales.

Esta nueva política ha sido fuertemente criticada tanto por la oposición italiana como por la Iglesia Católica y Naciones Unidas por no respetar el derecho de los inmigrantes a solicitar a Italia refugio o asilo político.

Mañana, Gadafi hablará ante el Senado y mantendrá un encuentro con los profesores y estudiantes de la Universidad La Sapienza de Roma. Por la tarde, será recibido en el Ayuntamiento por el alcalde de la capital, Gianni Alemanno.

Sin embargo, el encuentro más curioso es el que mantendrá al día siguiente, viernes, en el Auditorium Parco de la Musica de Roma con 700 mujeres exponentes del mundo político, económico y cultural italiano, entre las que figura la ministra para la Igualdad de Oportunidades, la ex 'vedette' Mara Carfagna.

Durante los días que dure la visita, Gadafi se alojará en una tienda típica beduina que las autoridades italianas han montado con ocasión de su visita en los jardines de Villa Pamphili, el parque histórico más grande y exuberante de Roma. Además, sus numerosos desplazamientos dentro de la ciudad implicarán un imponente despliegue policial.

SENADORES PROTESTAN

A pesar de los esfuerzos demostrados por la administración italiana para ofrecer a Gadafi la mejor acogida posible, su visita ya ha desencadenado protestas, empezando por la de los parlamentarios de la oposición, los cuales consideran completamente inoportuna su intervención ante el Senado prevista para mañana.

"Es una vergüenza dejar hablar a un dictador que no respeta los Derechos Humanos" ante una de las más altas instituciones del Estado italiano como es el Senado, afirmó el senador del partido Italia de los Valores (IDV), Stefano Pedica.

Además de la IDV, protestaron los parlamentarios de la Unión de Demócratas Cristianos y Demócratas de Centro (UDC), y los Radicales, que iniciaron una huelga de hambre para protestar. Por su parte, los senadores del Partido Demócrata (PD), anunciaron que mañana no estarán presentes en el aula mientras Gadafi pronuncia su discurso.

Algunos universitarios de La Sapienza también anunciaron movilizaciones contra el dictador libio, mientras que desconocidos colgaron manifiestos contrarios a su visita en el parque de Villa Pamphili.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies