El ministro del Interior promete vigilar la financiación de mezquitas y la composición de escuelas islámicas

Actualizado 05/01/2007 16:19:05 CET

ROMA, 5 Ene. (EP/AP) -

El ministro italiano del Interior, Giuliano Amato, aseguró hoy que la amenaza del terrorismo es una realidad en Italia, y prometió que vigilará quién está financiando muchas mezquitas en el país y quién está impartiendo clases en las escuelas islámicas.

En declaraciones publicadas hoy por la prensa local, Amato propuso seguir el ejemplo de Francia, de crear una fundación para gestionar el dinero destinado a grupos religiosos. "La proliferación de mezquitas en Italia que están siendo construidas con dinero de Estados extranjeros es inaceptable", dijo el ministro. "Hay algo sobre esto que no me gusta. Quiero sabe quién está financiando qué en mi país", agregó.

El pasado año, Francia creó una nueva fundación encargada de la financiación de la comunidad musulmana para la construcción y renovación de mezquitas y otros proyectos. La fundación tiene representantes en el Gobierno, y permite que el Ejecutivo desempeñe un papel en esta gestión.

"La idea es tener al menos fundaciones, de manera que podamos tener transparencia", explicó el portavoz de Amato, Fabrizio Forquet. En Italia "las mezquitas son construidas por quien sea y financiadas por países extranjeros como Arabia Saudí", dijo Forquet. "Así que, ¿qué son estas mezquitas? ¿Son lugares religiosos o centros de propaganda?", añadió.

Mientras, el secretario de la Unión de Comunidades Islámicas de Italia, Hamza Roberto Piccardo, rechazó la idea. "Templos religiosos libres en un país libre. Eso es todo lo que tengo que decir", señaló, subrayando que la Constitución "dice que las comunidades religiosas se establecen por sí solas de acuerdo a sus propios estatutos, y un Estado laico sólo necesita preocuparse porque todo se haga legalmente".

Algunos de los miembros de la unión, bajo la que se agrupan varias asociaciones, han sido acusados de promover en terrorismo en sus mezquitas.

El ministro del Interior también manifestó su interés en que algún responsable vigile las enseñanzas que se imparten en las escuelas islámicas. A este respecto, Piccardo aseguró que "no hay escuelas islámicas en Italia", sino "sólo escuelas árabes". Según el Ministerio del Interior, hay un total de 40 escuelas en toda Italia en las que se enseña el Corán.