La política italiana se centra en el debate sobre la ley electoral tras la crisis de Gobierno

 

La política italiana se centra en el debate sobre la ley electoral tras la crisis de Gobierno

Actualizado 01/03/2007 23:28:21 CET

ROMA, 1 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno) -

El debate político en Italia se centró hoy en la reforma de la ley electoral, después de que el Gobierno que dirige el primer ministro Romano Prodi saliera airoso de la moción de confianza a la que se sometió ayer en el Senado.

A lo largo de todo el día, los diputados fueron interviniendo ante los micrófonos de la Cámara Baja para debatir la moción de confianza al Gobierno de Prodi que deben votar mañana, aunque esta vez, sin demasiadas dificultades para que sea positiva, ya que Prodi cuenta con la mayoría suficiente en el Congreso.

Mientras tanto, Prodi se reunió con uno de los hombres fuertes de la Liga Norte, Roberto Calderoli, para tratar la modificación de la norma electoral, lo que demuestra el interés del primer ministro por inciar la reforma cuanto antes.

El portavoz de la Liga Norte en la Cámara de los Diputados, Roberto Maroni, manifestó la predisposición de su formación a impulsar una "verdadera reforma". En particular se decantó por el modelo alemán.

Según recogen los medios italianos, para el Ejecutivo de la Unión, la reforma de esta ley blindaría su acción de Gobierno en los próximos meses, teniendo en cuenta la escasa ventaja sobre la oposición de que disfruta en las dos cámaras, aunque sobre todo, en el Senado.

Nadie duda de la inestable situación en que se encuentra el Gobierno de Prodi a pesar de que el Palazzo Madama le diera ayer su confianza. Así, los próximos tres meses se presentan repletos de obstáculos, el primero de los cuales, vuelve a ser la votación sobre la refinanciación de la misión militar italiana en Afganistán.

BERLUSCONI: LA LEY ELECTORAL ES UN "FALSO PROBLEMA".

Por su parte, el presidente de Forza Italia, Silvio Berlusconi, calificó la reforma de la ley electoral como un "falso problema". En declaraciones a la Rai, consideró que "se podría ir a votar perfectamente con el sistema actual".

'Il Cavaliere' rechazó asemejar la ley al sistema alemán --proporcional pero con la barrera electoral del 5%-- ya que "significaría demoler el bipolarismo", aunque también se mostró contrario al francés --mayoritario con doble turno--, ya que muchos electores piensan que con la primera votación cumplen el deber de ir a votar y no se presentan a la segunda vuelta, explicó.

No obstante, tanto Berlusconi como el presidente de Alianza Nacional, Gianfranco Fini, aseguraron que apoyarán al Gobierno en el Senado en la delicada votación para aprobar la refinanciación del destacamento italiano en Afganistán.

FOLLINI: DIANA DE CRÍTICAS.

El ex secretario de los democristianos (UDC), Marco Follini, que ayer decidió apoyar al Gobiero de Prodi bajo el argumento de que se debe establecer un "puente" entre la izquierda y la derecha, recibió hoy un aluvión de críticas.

Algunos incluso apuntaron a presuntos "intereses familiares" para justificar su decisión, como fue el caso del senador Sergio De Gregorio, líder del movimiento político 'Italianos del Mundo', quien relacionó esta decisión con el nombramiento de la mujer de Follini, Elisabetta Spitz, reelegida directora general de la Agencia de Bienes del Estado, organismo encargado de la gestión del patrimonio inmobiliario público.

El pasado 2 de febrero, Spitz --arquitecta de profesión-- fue confirmada por otros tres años como directora de la agencia estatal, cargo por el que "pasan miles de millones de euros", remarcó De Gregorio en una entrevista a Radio Popolare Network.

Sin embargo, el líder de la Unión Democrática Cristiana, Pier Ferdinando Casini, corrió a defender a Follini, calificando las acusaciones de Di Pietro como "inútil vulgaridad" y un acto "vergonzoso". "Existen unos límites de buen gusto que la polémica de la política no puede violar", agregó.

Por su parte, el portavoz del partido centrista democrático cristiano Udeur en la Cámara de los Diputados, Mauro Fabris, juzgó "indecente que un discutible personaje como De Gregorio se permita un ataque así de vulgar a la arquitecto Spitz para golpear a su marido".

PRODI AUGURA COHESIÓN.

En un mensaje enviado al congreso del Partido Socialista Europeo (PSE) con ocasión de los 50 años del Tratado de Roma, 'Il Professore' reconoció que su Gobierno ha atravesado una "fase crítica" pero afirmó que saldrá de ésta "más fuerte y cohesionado".

"No sólo tenemos una responsabilidad frente al país sino también ante Europa" que es "un punto de referencia fundamental para el Gobierno", subrayó asimismo.

Prodi aprovechó la ocasión para reclamar "unidad y corage" por parte de todas las formaciones políticas de centro-izquierda para renovar su impulso al proceso de integración y para lograr "una Europa más unida para un mundo más justo". En este sentido, recordó el trabajo que Italia está llevando a cabo junto a Alemania de cara a la cumbre en Berlín prevista para finales de marzo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies