El jefe antiterrorista de la ONU visita El Cairo en plena campaña contra los grupos armados del Sinaí

Publicado 03/03/2018 13:01:49CET

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director de la oficina de Naciones Unidas para la lucha antiterrorista, Vladimir Voronkov, ha comenzado este sábado una visita de dos días a El Cairo para discutir con el ministro del Interior, Magdy Abdel Ghaffar, la "creciente amenaza del terrorismo" en la región, según un comunicado oficial de la ONU hecho público este sábado.

Voronkov también reunirá con el ministro adjunto de Asuntos Exteriores para Asuntos Multilaterales y Seguridad Internacional, Ihab Fawzi, y el ministro adjunto de Defensa para la Cooperación Internacional, Mohamed El Kishky.

Durante los próximos dos días, Voronkov discutirá con sus interlocutores "la amenaza en evolución del terrorismo y las formas de mejorar la cooperación internacional de conformidad con el derecho internacional y la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, así como las resoluciones pertinentes de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad".

La Presidencia de Egipto lanzó a principios de este año una nueva operación militar, concebida como una extensión de su lucha antiterrorista, 'Derecho del Mártir', iniciada en el Sinaí en septiembre de 2015. Sus fases segunda y tercera arrancaron en enero y abril de 2016. Posteriormente, anunció una cuarta fase de la misma en agosto de 2017.

Cientos de policías y militares han muerto en los dos últimos años de insurgencia islamista en Egipto, principalmente en la región del Sinaí, donde opera Provincia del Sinaí. Hasta noviembre de 2014 el grupo armado era conocido como Ansar Bait al Maqdis hasta que juró lealtad al grupo yihadista Estado Islámico.

El pasado mes de noviembre, un atentado contra una mezquita sufí en el norte de la península del Sinaí acabó con la vida de más de 300 personas, convirtiéndose en el ataque con más víctimas mortales registrado en la historia reciente de Egipto. La autoría ha sido atribuida a Estado Islámico, aunque no lo ha reivindicado.

Días después del atentado, Al Sisi ordenó a las fuerzas de seguridad que pusieran en marcha una operación para pacificar la península del Sinaí y les autorizó a utilizar "toda la fuerza bruta necesaria" para lograr el objetivo en un plazo de tres meses.