El jefe de DDHH de la ONU dice que Duterte debería someterse a "un examen psiquiátrico"

Rodrigo Duterte, en una visita a Vietnam
FACEBOOK RODRIGO DUTERTE - Archivo
Publicado 09/03/2018 9:48:58CET

Critica que su Gobierno haya incluido a una relatora especial de la ONU en una lista de "terroristas"

GINEBRA, 9 Mar. (Reuters/EP) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha asegurado este viernes que el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, debería someterse a "un examen psiquiátrico", después de que su Gobierno haya solicitado declarar como "terroristas" a una relatora especial de la ONU, un exparlamentario y cuatro excuras católicos por supuestos vínculos con un grupo rebelde comunista.

"Debe someterse a algún tipo de examen psiquiátrico. Este tipo de declaraciones son inaceptables", ha asegurado Zeid, en una rueda de prensa en Ginebra, en referencia a la solicitud del Gobierno de Filipinas a un tribunal de Manila para que catalogue como "terroristas" a 600 personas por vínculos con un grupo rebelde comunista.

Zeid ha hecho hincapié en que "estos ataques no pueden quedar sin respuestas" y ha subrayado que el Consejo de Derechos Humanos "debe adoptar una postura".

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha lanzado este mensaje en rueda de prensa después de que el jueves se conociera que el Ministerio de Justicia de Filipinas ha solicitado oficialmente a un tribunal que declare "terroristas" a 600 personas por supuestos vínculos con un grupo rebelde comunista maoísta.

Entre las personas que el Gobierno propone declarar terroristas figuran Victoria Tauli-Corpuz, que fue nombrada en 2014 como relatora especial de Naciones Unidas para los derechos de los pueblos indígenas y a la que el Ejecutivo de Manila menciona como un miembro del grupo rebelde maoísta.

En un comunicado, Tauli-Corpuz ha denunciado al Gobierno por incluirle en la lista de las personas a las que quiere catalogar como "terroristas" y ha dicho que sus acusaciones son "irresponsables, maliciosas y no tienen fundamento".

La relatora especial de la ONU ha negado que sea miembro de un grupo rebelde y que esté involucrada en sus actividades, como sostiene el Gobierno en su petición.

La petición del Ministerio de Justicia filipino también cita a cuatro excuras católicos, uno de ellos Frank Fernandez, al que el Ejecutivo nombra como líder del NPA en el centro de Filipinas.

La solicitud incluye a 18 altos cargos del Partido Comunista, incluido su fundador, Jose Maria Sison, y el negociador de paz Luis Jalandoni. Los dos llevan viviendo desde hace tres décadas en Países Bajos.

Sison fue tutor de Duterte cuando él estaba en la universidad pero en la actualidad son rivales enfrentados. Más de 40.000 personas han muerto en el marco del conflicto con los rebeldes maoístas. Las negociaciones para alcanzar la paz han estado sucediéndose con interrupciones desde que Noruega comenzó a ejercer como mediadora en 1986.

Entre las personas que el Gobierno quiere declarar "terroristas" se incluye al exparlamentario Satur Ocampo, que afronta cargos criminales por el asesinato de varios espías militares en los años 80. Ocampo ha contado a Reuters que recurrirá la propuesta de etiquetarle como "terrorista".